España

Los otros símbolos que Ada Colau ha eliminado de Barcelona

La alcaldesa retiró el busto del Rey Don Juan Carlos del salón de plenos y eliminó su nombre de una plaza

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau - ABC
ABC.es - @abc_es - Actualizado: Guardado en:

La última medida que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pretende adoptar es la eliminación en el callejero de la ciudad condal de la plaza de la Hispanidad, que, de salir bien los planes del Ayuntamiento, pasará a llamarse con el mismo nombre que su vecina, la plaza de Pablo Neruda. Sin embargo, no es la primera vez que la alcaldesa de Barcelona en Comú trata de liquidar elementos de la ciudad que gobierna, especialmente los que tienen relación con España o con símbolos como la Monarquía o el Ejército.

Una de las primeras medidas que adoptó Ada Colau tras su llegada al Ayuntamiento de Barcelona fue la de retirar el busto del Rey Don Juan Carlos del salón de plenos del Consistorio, donde se situaba desde 1976. El motivo, según justificó el equipo de Gobierno de la ciudad condal, fue que el Rey Emérito abdicó en 2014 y la presencia de su busto constituía una «anomalía». Pero el pasado mes de abril la alcaldesa continuó con su empeño en acabar con los símbolos monárquicos de Barcelona y sustituyó el nombre de la plaza Juan Carlos I por el de Cinc d'Oros.

Hace dos semanas, la alcaldesa de Barcelona protagonizó un nuevo episodio de este tipo y aprobó cambiar el nombre del salón de plenos de la Reina Regente por el de Carles Pi i Sunyer, en homenaje al alcalde republicano que la capital de Cataluña tuvo en 1934 y 1937.

También contra el Ejército ha tomado decisiones algunas veces Ada Colau. Uno de los desprecios que más sonó fue cuando la alcaldesa dijo a los militares en el Salón de Enseñanza de Barcelona que hubiera preferido no contar con su presencia en el acto, por «separar espacios». Pero han sido más las acciones que Colau ha tratado de llevar a cabo contra esta institución, como el intento de expulsión de la Hermandad de los Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona del solar donde practican sus ejercicios.

El voto de la alcaldesa y su equipo de Gobierno fue crucial también para que no celebrara oficialmente el Día de la Constitución en Barcelona. La propuesta del PP de conmemorar esta jornada fue apoyada PSC y Ciudadanos, pero los votos en contra de CiU, ERC y CUP, sumados a los de Colau y su equipo, hicieron que la ciudad condal se quedara sin el día de la Carta Magna.

También con la presencia de la selección española de fútbol en la Eurocopa del pasado julio, Colau encontró motivos para atacar a los símbolos españoles. La alcaldesa multó en varias ocasiones a la plataforma Barcelona con la Selección por instalar pantallas gigantes en la plaza de Cataluña de la capital catalana para seguir los partidos, tras la negativa del Ayuntamiento de permitir su instalación.

Toda la actualidad en portada
publicidad