España

Matas y Horrach están ultimando un pacto en varias piezas del caso Palma Arena

El acuerdo global que el expresidente balear negocia con Anticorrupción para no tener que volver a la cárcel no será suficiente si no consigue cerrar un trato semejante con la Abogacía de la Comunidad

Matas, tras asistir a una sesión del juicio del caso Nóos
Matas, tras asistir a una sesión del juicio del caso Nóos - EFE

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach y el actual abogado del expresidente balear Jaume Matas, que es Josep Zaforteza, están últimando un pacto en la mayoría de aquellas piezas del caso Palma Arena que podrían acabar con Matas sentado de nuevo en el banquillo. En ese contexto, cabe recordar que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, dictó el pasado 1 de septiembre sendos autos de pase a procedimiento abreviado de seis de las 28 piezas de que consta el caso Palma Arena en la actualidad. En cinco de dichas piezas, Castro abría la posibilidad de que Matas tenga que volver a comparecer ante un tribunal.

En estos momentos, Horrach y Zaforteza habrían cerrado ya verbalmente un pacto en dos o tres piezas del caso Palma Arena, pero no aún en las restantes sobre las que están hablando, si bien las conversaciones entre ambas partes van por buen camino. El pacto global que Matas espera conseguir implicaría que en la mayoría de piezas sobre las que ahora hay negociaciones, Horrach sólo acusaría finalmente al expresidente balear de prevaricación —delito que no implica la pena de cárcel—, a cambio de que Matas confesase las supuestas irregularidades cometidas.

El propósito de Matas con dicho pacto sería el de evitar tener que ingresar en un futuro de nuevo en prisión. No obstante, aunque se alcanzase dicho acuerdo global con el Ministerio Público, sería necesario un pacto semejante con la otra acusación que también se encuentra personada en diversas piezas, que es la Abogacía de la Comunidad. Si el Govern decidiera seguir adelante sin ningún trato previo en los procesos en que se encuentra ahora personado, sería casi imposible que Matas no fuese finalmente condenado a alguna nueva pena de prisión.

Por otra parte, cabe recordar que el expolítico mallorquín fue uno de los 17 acusados que recientemente se sentaron en el banquillo en el caso Nóos, cuya sentencia se dará a conocer a finales de este año. La Fiscalía rebajó la petición inicial de pena, que era de 11 años de prisión, y la redujo a cinco años, al aplicar las atenuantes de colaboración con la Justicia y reparación del daño. Aun así, en caso de que el tribunal del caso Nóos considerase que Matas cometió los delitos de malversación y fraude a la Administración, sería inevitable un nuevo ingreso de Matas en la cárcel.

Hasta el momento, el expresidente balear ha sido condenado en dos de las piezas del caso Palma Arena ya juzgadas y resueltas. En un caso, debió cumplir una condena de nueve meses y un día de cárcel por tráfico de influencias, en concreto por favorecer a un amigo periodista con una subvención, mientras que en el otro caso debió abonar 9.000 euros de multa por cohecho, al considerar el jurado que había presionado a un hotelero para que contratase a su esposa, Maite Areal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios