El ministro Catalá, en un pleno en el Congreso de los Diputados
El ministro Catalá, en un pleno en el Congreso de los Diputados - JAIME GARCÍA

La falta de líder en el PSOE frena las leyes de la oposición en el Congreso

Las iniciativas de Partido Socialista, Podemos y el PNV quedan varadas en el trámite de enmiendas en Comisión y no se abordarán hasta septiembre

MadridActualizado:

La espera por el desenlace de las próximas primarias socialistas está condicionando la agenda del Congreso de los Diputados, donde ninguna de las cinco primeras reformas legales impulsadas por la oposición y aprobadas por el Pleno desde noviembre ha logrado completar el siguiente paso de la tramitación parlamentaria. Todas ellas se mantienen varadas en las distintas comisiones sectoriales, en la fase de enmiendas, a base de prórrogas sucesivas. Y la ausencia de actividad parlamentaria hasta el próximo mayo obligará a nuevos aplazamientos durante este mes.

El Reglamento del Congreso no prevé límites para la prórroga del plazo de enmiendas, que se solicita por los grupos y se aprueba por la Mesa de cada comisión. Teniendo en cuenta que el liderazgo socialista no quedará despejado hasta finales de mayo y que el actual periodo de sesiones concluirá en junio, la tramitación de todas estas iniciativas saltará en la práctica hasta el siguiente periodo de sesiones que comenzará en septiembre.

Todas estas prórrogas están siendo solicitadas por el PP como parte de su estrategia para ralentizar la tramitación de las iniciativas más hostiles de la oposición pero también por el PSOE, a la espera de que el nuevo líder que emergerá de las primarias dicte el camino de seguir. No en vano, se trata de proposiciones de ley muy delicadas, como la reforma de las atribuciones del Tribunal Constitucional para impedir que pueda inhabilitar a los cargos públicos que desobedezcan sus resoluciones. Una iniciativa que entronca directamente con la unidad de España y el desafío de la Generalitat catalana.

El texto fue impulsado por el PNV y contó con el voto a favor de los socialistas el pasado mes de diciembre, pero desde entonces el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad, se ha prorrogado ocho veces.

Una cifra que augura el largo camino que esta iniciativa tendrá que recorrer ya que para superar el proceso de enmiendas debe completar el trámite de enmiendas a la totalidad y depués al articulado. A continuación, los ponentes deberán acordar un informe a la vista del texto inicial y de las enmiendas, antes de que el texto pueda debatirse en la Comisión, artículo por artículo. Durante la discusión, la Mesa podrá admitir a trámite nuevas enmiendas que busquen un acuerdo entre las enmiendas formuladas y el texto inicial.

El texto regresará entonces al Pleno donde se producirá el debate y votación pero aún podrá ser devuelto a la Comisión si el resultado es incongruente en algún punto. Allí podrá permanecer otro mes en busca de una redacción armónica antes de regresar de nuevo al Pleno donde volverá aser debatido y votado. Obtenida la luz verde del hemiciclo, la proposición de ley se remitirá al Senado donde la tramitación puede prolongarse otros dos meses más, antes de regresar a la Cámara Baja para su aprobación definitiva.

De este modo, el recorrido puede dilatarse tanto como quieran PP y PSOE. Si una iniciativa no ha completado su tramitación antes de que se disuelvan las Cortes, decae y en la siguiente legislatura tendrá que comenzar el proceso desde el principio. Éste, de hecho, éste el destino que diversas fuentes parlamentarias auguran para la reforma del Tribunal Constitucional.

Reforma laboral

En situación similar a la modificación de los poderes del Tribunal Constitucional se encuentran otras cuatro importantes proposiciones de ley impulsadas desde la oposición. Entre ellas, la modificación del Estatuto de los Trabajadores para garantizar la igualdad en las condiciones laborales de los empleados subcontratados. Un texto que ataca de lleno a la actual reforma laboral, con el que el PSOE pretende que el sueldo de los trabajadores subcontratados se rija por el convenio laboral del sector en el que presten su servicio final. Es la primera iniciativa del bloque que planean los socialistas para derogar la actual reforma laboral. El plazo de enmiendas a la totalidad de este texto comenzó el 17 de febrero y se ha prorrogado en cuatro ocasiones. El periodo de enmiendas al articulado otras tantas.

La reforma de la Ley sobre secretos oficiales sigue el mismo camino. El PNV pretende que cualquier materia secreta se desclasifique automáticamente a los 25 años y que los asuntos reservados lo hagan al cumplir su primera década. Ni siquiera ha completado aún las enmiendas a la totalidad, un proceso que acumula nueve prórrogas desde el pasado 6 de febrero.

Hasta doce prórrogas

Esta cifra, sin embargo, queda batidapor la proposición de ley de Podemos sobre fijación de la cuantía del salario mínimo interprofesional. La formación morada aboga por elevarlo hasta los 800 euros en 2018 y los 950 euros en 2020. Este texto tampoco ha superado aún el trámite de enmiendas a la totalidad, cuyo periodo se ha ampliado en once ocasiones, desde que se inició el pasado 22 de diciembre.

Pero la lentitud de todas estas iniciativas queda superadas por la proposición de ley sobre la suspensión del calendario de implantación de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), la única iniciativa que el Gobierno de Mariano Rajoy ha comenzado a negociar con la oposición. El plazo de enmiendas a la totalidad arrancó el pasado 15 de diciembre y desde entonces se ha prorrogado en doce ocasiones. Aún no han comenzado las enmiendas al articulado.

A este bloque de proposiciones deley hay que añadir la Iniciativa Legislativa Popular defendida por el Partido Socialista en el Pleno para la creación de una prestación mínima dirigida a todos aquellos residentes en España con rentas inferiores al 75 por ciento del salario mínimo, sin contar pagas extraordinarias.

Esta iniciativa llevó a los populares a acusar a los socialistas de irresponsables por apadrinar una medida que calificaron como populista sin haberse preocupado de cómo financiarla. En la actualidad se encuentra en la quinta prórroga del periodo de enmiendas a la totalidad, que comenzó el pasado 7 de marzo.

Nuevas reformas

Además de todas estas iniciativas, el Congreso de los Diputados tramita las proposiciones de ley impulsadas por la oposición en el actual periodo de sesiones, entre las que se encuentran textos tan significativos como la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, la reforma de la justicia universal, del indulto o la nueva legislación sobre la eutanasia.

Lógicamente la aprobación más reciente de todas ellas impide que el periodo de enmiendas acumule tantas prórrogas y que se encuentre, de momento, dentro de la normalidad. Pero varios de estos textos apuntan ya a una tramitación dilatada. Es el caso de la reforma de la Ley para la Gracia del Indulto, con cuatro ampliaciones del plazo de enmiendas a la totalidad, la reforma de la justicia universal, con tres prórrogas.

La nueva ley sobre la eutanasia o la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana se aprobaron en el mes de marzo y acaban de aterrizar en sus respectivas comisiones, por lo que aún se encuentran en plazo ordinario de enmiendas, lo que implica que su aprobación aún va para largo.