Elecciones

En Marea dulcifica su resultado al adelantar en votos a los socialistas

Todas las alcaldías rupturistas se quedan a veinte puntos del PP en las autonómicas

Vídeo: Luís Villares, candidato de En Marea, valora los resultados - EFE
MARIO NESPEREIRA - abcespana Santiago - Actualizado: Guardado en:

Hubo «sorpasso» a medias. En Marea adelantó a los socialistas gallegos en votos, por más de 15.000 papeletas de diferencia, pero el empate a 14 escaños no permitió a Luís Villares la ventaja suficiente como para presumir con rotunidad del liderazgo de la oposición. «El sueño del cambio está hoy más próximo», dijo el juez en su particular valoración.

Las altas expectativas que, desde el inicio, el rupturismo quería cumplir les colocaron en una senda peligrosa. Los 267.000 votos valieron para superar a los socialistas y para hacer esa interpretación en clave positiva, aunque lo cierto es que la derrota del PP se quedó muy lejos. La Coruña no fue el granero de votos que esperaban. Las tres alcaldías populistas no sirvieron a Villares como era de prever.

En Santiago, la Marea se quedo a más de 12.000 votos de los populares. La ciudad gobernada por Xulio Ferreiro presentó un balance muy similar: la distancia con el PP fue de 20 puntos y 24.000 votos. Ya en las pasadas elecciones generales, la burbuja de los «tres tenores» daba síntomas de incubar una crisis. Las autonómicas lo confirman. Ferrol tampoco fue una excepción: la agrupación municipal no pudo evitar un margen de 21 puntos con la ciudad del clan del PP formado por Miguel Tellado, Rey Varela y Diego Calvo.

Rostros serios en la sede

«Conseguimos que la gente votara con una sonrisa y se sintiera representada», valoró el candidato. Algunos de los rostros de la sede no le secundaron en el gesto. Jorge Suárez no estuvo presente en la sede del Toural, mientras Villares se colgaba la etiqueta de portavoz de «alternativa al Partido Popular». «Venimos para quedarnos», concluyó, sin ápice de autocrítica.

El partido instrumental que abraza a Podemos, nacionalistas y agrupaciones municipalistas faltó al cumplimiento con sus expectativas, las que preveían adelantar al PSdeG y emular el «sorpasso» que el referente de la confluencia logró en 1997 cuando lideraba al BNG. Villares saca 5 escaños más que AGE en 2012 (9) pero el ciclo al que se había subido En Marea desde las municipales hacía posible pensar en cualquier escenario, hasta el de un gobierno multipartito encabezado por el magistrado en excedencia, si bien ninguna encuesta lo dio categoría de probable. Siguen siendo las provincias del interior las que lastran los resultados de la izquierda radical.

La convocatoria del 26-J enseñó a la coordinadora de entonces la pérdida de un escaño por Orense y un problema: la falta de conexión con las entidades de población rurales. Esta vez en la tierra del Miño empataron a 2 escaños con el PSdeG, pero se quedaron casi 4 puntos por debajo (13,75%). Es el peor resultado de los rupturistas en el mapa por provincias. Lugo, donde Villares se presentó como cabeza de lista, el porcentaje fue más alto (15,3%), pero los escaños se decantaron del lado de los socialistas al aventajarlos en solo un asiento.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios