Elecciones en Galicia 2016 Galicia elige entre un nuevo mandato de Núñez Feijóo o un frente de izquierdas

Los candidatos a la presidencia de la Xunta aprovecharon para recuperar el tiempo robado a la familia y descansar

Feijóo junto a Fernández Albor durante su encuentro en la jornada de reflexión
Feijóo junto a Fernández Albor durante su encuentro en la jornada de reflexión
E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA - @abcengalicia Vigo - Actualizado: Guardado en:

Nada está decidido, la última palabra la tendrán hoy los más de 2,7 millones de electores que están llamados a las urnas en Galicia. No valen «triunfalismos» antes de tiempo, así se lo advertía a los suyos Alberto Núñez Feijóo durante la campaña, porque aunque los sondeos le favorecen –revalidaría como presidente entre una amplia mayoría o por un puñado de votos– la verdadera encuesta se dirime este domingo. Tampoco las principales fuerzas de la izquierda han querido creerse las estimaciones preelectorales, que en más de una ocasión se han revelado como falibles. Las mismas que hablan del «sorpasso» de los rupturistas de En Marea a un PSdeG que vive sus horas más bajas con una creciente crisis interna; y que, en el mejor de los casos, sitúan al BNG con dos o tres escaños lejos de los siete de 2012.

Los candidatos se han centrado durante estos quince días en la llamada a la movilización y pocos han sido los rincones de Galicia que no han recibido la visita de varios o alguno de los líderes de los principales partidos políticos. Y tras una campaña sin tensiones, los aspirantes dedicaban ayer la jornada de reflexión a recuperar el tiempo robado a los suyos, entre cafés, paseos y compras en el mercado.

El líder del PPdeG y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, dedicó buena parte de la mañana a escuchar los consejos de Xerardo Fernández Albor, a quien definió no solo como «el galleguista vivo con más información», sino como el «presidente de la Xunta con más autoridad».

Feijóo no quiso saltarse la ley que impide hablar en clave electoral el día de la jornada de reflexión, evitando así desvelar algunos de los contenidos que trató con el expresidente Albor, aunque sí avanzó que el PP «debe hacer algunas cosas» si repite al frente de San Caetano.

Sus recuerdos sobre Suresnes, Nicolás Redondo, Felipe González, Adolfo Suárez, Pío Cabanillas o García-Sabell, de su etapa como presidente gallego y de la Galicia y España actuales dejaron en evidencia la «lucidez» del expresidente a sus 99 años. «Es reconfortante ver cómo se puede seguir queriendo a Galicia y llevarla en la cabeza y el corazón», señaló Feijóo, que reconoció que este sábado es un «día fácil» para él. «Veremos el domingo cómo viene el día y si la gente que está vendimiando tiene tiempo para ir a votar», dijo, antes de desplazarse a La Coruña para comer y pasar la tarde en la ciudad.

Descanso y amigos

El candidato socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, pasó la jornada de reflexión en familia. Tras visitar la plaza de Abastos, se dio un paseo por el casco viejo compostelano en compañía de su mujer y uno de sus hijos, se tomó un café y luego almorzó con el resto de los suyos. Entre las confesiones que hizo a la prensa, reconoció que aprovechó para desconectar el despertador y recuperar el sueño robado. Sobre la cita de hoy, manifestó su deseo de que los ciudadanos «cumplan con su deber cívico y acudan a votar».

Y la intensidad de la campaña tomaba forma de afonía en el candidato de En Marea, Luis Villares, quien apenas podía ayer articular palabra. Enfundado en ropa cómoda, recorría en compañía de amigos parte del Camino de Santiago desde Sarria (Lugo) y, en un juego de palabras, se mostró esperanzado en que el 25-S «el camino que hacemos mucha gente llegue a un buen destino».

Por su parte, Ana Pontón (BNG) comenzó la jornada en el mercado de Abastos, por el que pasaron Feijóo, Leiceaga y Villares, para preparar una comida en casa y dedicar la tarde a ponerse al día con «los libros que tengo acumulados en la mesilla». Cristina Losada (C´s) se tomó un café en uno de sus locales favoritos de Santiago, el Derby, en compañía de su equipo antes de viajar a su ciudad natal, Vigo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios