ELECCIONES EN GALICIA 2016 «Ni Gobierno a la catalana, la valenciana o la madrileña, lo queremos a la gallega»

Feijóo señala en el mitin central de la campaña que quiere que Galicia «siga siendo un ejemplo para toda España»

Feijóo durante su intervención ayer en el mitin celebrado en la plaza de toros de Pontevedra
Feijóo durante su intervención ayer en el mitin celebrado en la plaza de toros de Pontevedra - EFE
DARÍO DOMÍNGUEZ - @abcengalicia Pontevedra - Actualizado: Guardado en:

Después de un primer día de campaña cancelado por el accidente de O Porriño, el PPdeG inició su búsqueda de la tercera mayoría absoluta consecutiva con el acto central de la contienda, el mitin de la Plaza de Toros de Pontevedra, en una fecha tan señalada como el 55 cumpleaños de su líder. Alberto Núñez Feijóo saludó la cálida acogida, pero no se explayó en su gratitud hasta el final de su intervención. Empezó su mitin advirtiendo que estaba en la tribuna para «hablar de Galicia» y reivindicó nada más empezar a su Gobierno como «un ejemplo para España» en cuanto a la gestión de las cuentas públicas y la estabilidad institucional. «Creemos que podemos seguir creciendo, creando empleo, construyendo barcos, empezando a construir aviones y mejorando las condiciones del sector lácteo», subrayó, y arrancó una de las mayores ovaciones de la tarde.

El candidato a la reelección recordó que la última vez que había congregado a los suyos en este lugar, en la campaña de 2012, «solo se hablaba de rescate, déficit y recesión», en contraste con el escenario de recuperación imperante en la actualidad. «La obligación de un político debe ser dejar las cosas mejor de lo que se las encontró, y nosotros podemos decir con humildad que lo hemos hecho, y por eso pedimos el voto para seguir este camino», subrayó.

El barón popular anticipó lo que entiende que será una constante en campaña, e instó a los suyos a que mientras sus rivales «digan Feijóo, Feijóo, Feijóo; nosotros les responderemos Galicia, Galicia, Galicia». En el mismo sentido, lanzó un capote a Rajoy y un dardo a Sánchez, al reprocharle que «unos dicen que ‘no es no, y qué parte del no no entienden’, mientras nosotros decimos ‘sí, sí, sí’ a nuestro presidente» y tiró de retranca al explicar que «con todo respeto al conjunto de los españoles, para Galicia no queremos ni un Gobierno a la catalana, que es lo que quieren los nacionalistas; ni a la valenciana, como los de Podemos; ni a la madrileña, como los de Ciudadanos. Queremos un Gobierno a la gallega, con mayoría para el PP».

Sentida intervención

En su discurso, Feijóo admitió que en algún momento en el último año le asaltaron las dudas sobre la conveniencia de volver a presentarse, pero explicó que aceptó porque «Galicia merece la pena». «Si soy candidato es gracias al PP, pero si soy lo que soy es gracias a Galicia, de la que también soy militante», dijo conteniendo una voz quebrada. Y se volvió a emocionar al recordar que en este año tuvo alguno de sus peores momentos, en referencia al reciente fallecimiento de su padre, aunque también dijo esperar tener «por delante alguno de los mejores», en alusión a la cita del 25 de septiembre.

Para no romper el bonito momento de la canción, el líder del PPdeG se guardó hasta el final la confesión de que nunca le gustó celebrar sus cumpleaños. «Aquí tenéis a mi madre, que puede corroborarlo. El 10 de septiembre para mí solía ser un día triste porque tenía que coger un autobús para irme al internado y ya no podía estar con mi familia», explicó, pero volvió a agradecer el cariño de su parroquia al zanjar la cuestión que «esta vez ha merecido la pena no conmemorarlo en la intimidad. Esta celebración ya vale por todos los que me quedan».

Aunque la victoria parece posible según las encuestas, arengó a los asistentes a «no dar nada por perdido ni por ganado». «No os dejéis contagiar por el optimismo ni el pesimismo, porque hoy tenemos la mayoría absoluta, pero mañana no lo sabemos», anotó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios