Economía

ACS prevé refinanciar antes de fin de año un crédito sindicado de 2.350 millones

El objetivo del grupo que preside Florentino Pérez es alargar el vencimiento del crédito más allá del 2020

Junta de accionistas de ACS
Junta de accionistas de ACS - MAYA BALANYA
EUROPA PRESS Madrid - Actualizado: Guardado en:

ACS prevé cerrar antes de fin de año la refinanciación de un préstamo sindicado de 2.350 millones de euros que negocia con alrededor de una veintena de bancos, según confirmaron a Europa Press en fuentes financieras.

El objetivo del grupo que preside Florentino Pérez es alargar el vencimiento del crédito más allá del 2020, fecha inicial de amortización, y rebajar un 30% el coste que genera.

ACS se sienta a negociar con los bancos aprovechando la actual coyuntura del mercado y de tipos de interés, así como la mejor situación de la compañía, tras la reducción de deuda lograda en los últimos años con ventas de activos.

La operación se enmarca además en la actual estrategia del grupo de construcción y servicios enfocada a reducir y optimizar su endeudamiento, al tiempo que continúa con su política de reforzamiento de su expansión internacional.

La negociación con la banca acaba de iniciarse, si bien se estima que la reestructuración de la financiación podrá completarse antes de que acabe el año, tal como adelanta el diario 'Expansión' en su edición de este jueves.

Alrededor de una veintena de bancos forman parte de este sindicato entre los que figuran las principales entidades del país (Santander, BBVA, CaixaBank o Banco Sabadell), y también bancos extranjeros, según detallaron dichas fuentes.

Recorte de deuda

La optimización de los plazos y costes de esta línea de financiación se sumará a la reducción de deuda que ACS viene registrando en los últimos años, gracias fundamentalmente a las ventas de activos no estratégicos. A cierre del pasado mes de septiembre, la compañía presentaba un pasivo de 2.250 millones de euros, importe que arroja un recorte del 29% en comparación al del pasado año.

No obstante, una vez que en las próximas semanas ACS cierre la acordada venta de Urbaser a un grupo chino, la deuda quedará reducida a unos 1.600 millones de euros, importe que arroja un ratio de sólo 0,8 veces respecto a su beneficio bruto de explotación (Ebitda).

La política de contención de deuda no impide, no obstante, que el grupo siga invirtiendo "en aquellos proyectos y oportunidades que surjan que sean atractivos para la compañía", según garantizó García Altozano durante la reciente presentación de los resultados trimestrales del grupo.

Además, ACS aspira a diversificar sus fuentes de financiación. En este sentido, la compañía prevé comenzar a trabajar para lograr obtener 'rating' de una agencia de calificación a partir del próximo año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios