Economía

Otros casos de salidas a Bolsa frustradas

El reciente caso de la supensión de Telxius no es el único fiasco de empresas que quisieron cotizar en los mercados

Tienda Cortefiel en el centro comercial La Vaguada de Madrid
Tienda Cortefiel en el centro comercial La Vaguada de Madrid - EFE
GONZALO DÍAZ VELARDE - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

El pasado jueves Telefónica dio a conocer su decisión de suspender la salida a bolsa de su filial de infraestructuras Telxius, que estaba previsto tuviera lugar la próxima semana, debido a la baja valoración que las órdenes de compra recibidas hacían de la compañía.

«Telefónica, de común acuerdo con las entidades coordinadoras globales, ha decidido desistir de la mencionada oferta, por no considerar adecuada la valoración de la compañía Telxius implícita en las órdenes de compra recibidas», informaron desde la compañía. La empresa comenzó el proceso de salida a Bolsa el martes de la semana pasada y estaba previsto que este jueves se fijara el precio definitivo de la salida a bolsa de sus acciones, fijado inicialmente en un rango de entre 12 y 15 euros.

Pero Telxius no es la única salida frustrada al mercado de valores por parte de una empresa. Existen otros casos en los que las condiciones del mercado o los problemas de demanda previa en el mercado han terminado resultando menos atractivas por lo que finalmente han decidido dar marcha atrás.

Loterías y apuestas del Estado

Alguno de los casos más llamativos es el protagonizado por Loterías y Apuestas del Estado en 2011. Ocurrió solo cinco días después de que el Gobierno diera luz verde a su salida a Bolsa.

Entonces y tras las críticas recibidas por el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero desde la oposición popular, el ministerio de Economía informaba de que la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado desistía en su salto al parqué por los problemas de demanda y la falta de inversores para la operación.

Cortefiel

La empresa textil tenía planeado su salida a Bolsa a principios de 2016, no obstante, unos meses después se paralizó el salto al parqué. El problema de Cortefiel era su escasa rentabilidad registrada en los tres últimos años rentabilidad y que acumulaba el mismo periodo en números rojos. Obtuvo unas pérdidas en 2015 de 6,2 millones de euros.

Los fondos de inversión CVC, PAI y Permira no encontraron compradores a las valoraciones planteadas en un primer momento y se decidió entonces paralizar el salto a la Bolsa de Madrid.

Volotea

También a principios de 2016, la operadora aérea Volotea planeaba salir a cotizar a los mercados mediante una Oferta Pública de Venta (OPV) de acciones dirigida a inversores institucionales.

No obstante, los dirigentes de la compañía consideraron que no era el mejor momento para acometer dicho reto por la coyuntura económica de generada el mes de enero. «Volotea sigue con los planes de salida a bolsa, no la ha cancelado, pero se aplaza por la volatilidad de los mercados», aseguró un representante de la compañía.

Globalia

El caso de Globalia es particular por las repetidas ocasiones en que su presidente ha expresado la intención de efectuar la salida a Bolsa. En el mes de abril de 2015 , Juan José Hidalgo, aseguró que el retraso en su salida a bolsa se achacaba a «la lentitud de los analistas y los asesores».

No obstante, el máximo dirigente de la matriz de Air Europa no ha desistido en sus intenciones y confirmó que mantendría su participación en el accionariado para intentarlo en un futuro. «Está muy bien montado y enfocado, y va en el camino en el que está trazado, y podría ser fantástico».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios