MIGUEL MUÑIZ

Miles de funcionarios se concentran para pedir una mejora de sus condiciones laborales

Las protestas convocadas por el CSIF que se han realizado en delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en toda España han coincidido con el inicio de las negociaciones de los sindicatos con el Ministerio de Hacienda

MadridActualizado:

Miles de funcionaros se han concentrado en toda España, convocados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), para pedir una mejora notable de sus salarios y de sus condiciones laborales. Las concentraciones realizadas en delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en toda España han coincidido con el inicio de las negociaciones de los sindicatos con el Ministerio de Hacienda, que continuarán el próximo lunes.

Desde CSIF se ha dejado claro que si el Ministerio de Hacienda y Función Pública quiere llegar a alcanzar un acuerdo que avale la presentación de los PGE, se debe incluir un «amplio paquete de medidas que den carpetazo a los años de recortes por la crisis económica».

En general, la organización que preside Miguel Borra ve imprescindible que se recupere el poder adquisitivo perdido desde 2010, que ronda el 20%, o que se incluya a todos los empleados públicos de la Administración General del Estado en el proceso de equiparación salarial iniciado con policía y guardia civil respecto a las comunidades autónomas.

Sin embargo, no son sus únicas reivindicaciones, ya que CSIF cree que es necesario que se apruebe una oferta pública de empleo que permita avanzar en la recuperación de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis, puesto que desde 2010 se han perdido 163.000 empleos en el conjunto de las administraciones. También ve necesario que se derogue el decreto que impide negociar la jornada de 35 horas y que se eliminen los descuentos en la nómina por incapacidad temporal.

Durante la concentración en los jardines de Nuevos Ministerios, el presidente del sindicato ha recalcado que hoy miles de funcionarios han salido a la calle para dejarle claro el Gobierno que la recuperación del poder adquisitivo que han perdido durante estos años «debe verse reflejada en sus nóminas».

CSIF ha arrancado este miércoles su campaña de reivindicaciones para protestar, entre otras cuestiones, por la «insuficiente» oferta salarial que plantea el Gobierno, de hasta 8% para los próximos tres años pero condicionada al crecimiento del PIB y a la reducción del déficit.

La semana pasada, tras reunirse con las principales organizaciones sindicales que representan a los empleados públicos, Hacienda retomó la propuesta realizada el pasado verano de subir los salarios un 5,25% en tres años -1,5% en 2018, un 1,75% en 2019 y un 2% en 2020-, que podría elevarse hasta el 8% si se cumplen los objetivos de crecimiento económico y reducción de déficit.

La campaña finalizará el próximo 24 de febrero con una «gran» manifestación en Madrid, que concluirá ante el Ministerio de Hacienda y Función Pública. Para esta cita, CSIF espera contar con la participación de las organizaciones sindicales CC.OO. y UGT y con la de otras organizaciones sectoriales.