El sector de la banca es uno de los más afectados por las horas extras impagadas
El sector de la banca es uno de los más afectados por las horas extras impagadas - ABC

Casi la mitad de los 8,5 millones de horas extras que se hacen a la semana no se pagan

La Audiencia ha preguntado a la Justicia europea si las empresas deben tener un registro diario de la jornada laboral

MadridActualizado:

El año pasado se realizaron una media de 5,8 millones de horas extraordinarias a la semana en España, según los datos de la EPA. De ellas, casi la mitad (el 46,9%) no se pagaron, y ello a pesar de que en 2016 y 2017 han caído las no pagadas, denuncia UGT.

Este sindicato señala que el porcentaje de horas extraordinarias subió en 2017 en un 1% respecto a 2016. Ese año, las horas no pagadas disminuyeron un 14,5%, hecho que coincide con una campaña de la Inspección de Trabajo sobre tiempo de trabajo, que incluía la comprobación de si las empresas contaban con sistemas para el registro diario de la jornada.

En 2017 las horas no pagadas disminuyeron menos (el 8,3%). Conviene recordar, que el año pasado el Tribunal Supremo (TS) dictó una sentencia interpretando que el art.35 del Estatuto de los Trabajadores no exige la llevanza de un registro de jornada diaria efectiva, lo que produjo un cambio en los criterios de actuación de la Inspección de Trabajo seguidos hasta ese momento.

«Es un hecho que en nuestro país se efectúan diariamente miles y miles de horas extraordinarias en todos los sectores. También lo es que una buena parte de las mismas no se pagan, no se cotizan y tampoco se compensan con descanso».

Este «fraude empresarial» de horas trabajadas y no pagadas afecta a los derechos de los trabajadores, a la Hacienda Pública y a la Seguridad Social y «se ve facilitado por la reforma laboral de 2012, que ha roto el equilibrio de las relaciones laborales, dando mayor potestad a los empresarios», critica el sindicato. Por eso, UGT considera necesario modificar el Estatuto de los Trabajadores en esta materia, acorde con la normativa europea.

Hay que recordar el reciente auto dictado por la sala de lo social de la Audiencia Nacional planteando una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) acerca de si la regulación española, contenida en los artículos 34 y 35 del Estatuto de los Trabajadores, es conforme a la normativa europea en materia de jornada (duración y descansos), «pone de nuevo en evidencia la deficitaria ordenación existente y los problemas que genera».

Hace tres meses que el pleno del Congreso votó a favor de la toma en consideración de la proposición de ley que había presentado el grupo parlamentario socialista para modificar el art. 34 del Estatuto de los Trabajadores, en el sentido de incluir la obligación de registrar diariamente la jornada de cada trabajador y con el horario concreto de entrada y salida. «Como dijimos entonces, para UGT esa proposición de ley es un buen punto de partida desde el que abordar una regulación más integral de la materia, comenzando por la derogación de las últimas reformas laborales».