Zara de la Gran Vía madrileña
Zara de la Gran Vía madrileña - ISABEL PERMUY

El éxito de Inditex: al mal tiempo, un buen algoritmo

El «big data» le permite adaptar su oferta a la demanda y a la meteorología

MADRIDActualizado:

Las grandes multinacionales del textil están sufriendo en su margen de negocio los drásticos cambios meteorológicos, sobre todo la falta de frío y lluvias en otoño e invierno, una tendencia que se viene repitiendo ya año a año. Inditex, sin embargo, parece capear mejor el temporal que sus competidores. La firma española, consciente del reto que supone y puede suponer el cambio climático, utiliza ya herramientas de predicción meteorológica para ajustar su producción y stock.

La compañía, según fuentes del mercado, lleva varias temporadas recurriendo a una empresa externa que mediante algoritmos le ofrece previsiones meteorológicas lo más ajustadas posibles.

Lo que busca Inditex con el uso de estos datos es intentar ajustar al máximo su producción a la evolución de la meteorología y así ofrecer en sus tiendas ropa que se adapte lo mejor posible al tiempo que haga en cada momento en cada lugar.

Esta medida está en línea con el sistema de distribución ágil y flexible desarrollado por la compañía gallega, una de las grandes fórmulas de su éxito comercial, pues le permite introducir prendas nuevas cada semana en sus establecimientos y reponer las colecciones existentes continuamente.

GPS en las alarmas

Pero además sigue la tendencia por la que la compañía, que para 2017 anunció una inversión en tecnología y red de distribución de 1.500 millones de euros, está recurriendo cada vez más al tratamiento masivo de datos («big data») para garantizar el éxito de sus colecciones.

El año pasado Inditex incorporó a las alarmas de sus prendas una tecnología de radiofrecuencia (RFID) que funciona como un geolocalizador. Esto permite al grupo presidido por Pablo Isla controlar al milímetro su stock y saber en todo momento qué sale, qué entra y qué hay en sus tiendas y centros logísticos.

Pero, además, este sistema de GPS aporta información muy valiosa a la empresa: informa a Inditex, y sobre todo a sus diseñadores, de qué tipo de prendas y colores están triunfando o no en cada momento y en cada lugar del mundo, incluso de qué tallas se venden más en según qué tiendas. Eso, al igual que con el uso de la tecnología y los datos para tratar de anticiparse al tiempo, permite a la firma ajustar su producción a los gustos casi al instante y así evitar, por ejemplo, grandes excedentes en almacén.