Economía

La Agencia Tributaria inicia una operación contra las ventas de pescado en negro

La AEAT ha registrado más de una veintena de lonjas en cinco comunidades autónomas

Mercado de pescado
Mercado de pescado - ARCHIVO
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

La Agencia Tributaria (AEAT) ha iniciado una operación contra las ventas en negro en el sector mayorista de venta de pescado fresco con el registro de 21 lonjas en cinco comunidades autónomas, entre ellas Canarias, ha informado hoy el organismo en un comunicado.

En el marco de esta operación, denominada «Piélago», se ha procedido a la entrada y registro en lonjas de Canarias, Cataluña, Galicia, Murcia y Comunidad Valenciana.

Inspectores de la Agencia Tributaria se han personado en las lonjas y en los locales y sedes de las sociedades de mayoristas y armadores para acceder directamente a la documentación e información contable o auxiliar real, incluidos los sistemas informáticos de procesamiento de la información. Al tratarse de actuaciones de carácter administrativo, se encuadran en las competencias inspectoras y no implican detenciones.

La actuación implica el inicio de actuaciones inspectoras tanto sobre las propias entidades gestoras de las lonjas, como sobre armadores y mayoristas de pescado, de forma que el dispositivo afecta a 37 entidades (tres en Canarias, doce en Cataluña, catorce en Galicia, dos en Murcia y seis en la Comunidad Valenciana).

Adicionalmente, las Haciendas Forales de Guipúzcoa y Vizcaya han coordinado sus actuaciones con la Agencia Tributaria, y han sumado a la operación «Piélago» comprobaciones en cinco lonjas del País Vasco. Las investigaciones previas tienen su origen en los controles fiscales que viene efectuando la Agencia Tributaria en relación con lonjas de diversos puntos del territorio y muy especialmente en el norte y noreste de España, según explican.

Actividad en «b»

Fruto de estas actuaciones, entre las que destacan las efectuadas el pasado año en el marco de la operación «White» en Cataluña (por la que se inspeccionaron 20 sociedades dedicadas al comercio al por mayor de pescado que operaban en Mercabarna), la Agencia detectó "diversas irregularidades que redundaban en una disminución de las bases imponibles declaradas y los ingresos tributarios".

También la existencia de un canal paralelo de actividad económica «en b», desde el armador hasta el minorista de pescado, «ocasionando un importante perjuicio para la Hacienda Pública».

Las actuaciones de entrada desarrolladas ayer tienen por objeto obtener información directa sobre la realidad de las ventas de pescado fresco en las lonjas al detectar las especies capturadas (lo que determina el valor de la captura), los kilos descargados y los precios que alcanza el pescado en la lonja.

Esos factores son esenciales tanto para determinar los beneficios de los armadores, como para efectuar un control cruzado de los asentadores -los vendedores de las lonjas- y los mayoristas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios