Economía

La Agencia Tributaria señala que aflora más riqueza oculta que «nunca»

El director del organismo, Santiago Menéndez, achaca este fenómeno a la amnistía fiscal y la declaración de bienes en el exterior

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez
El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez - EFE

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, ha valorado hoy el “importante afloramiento patrimonial” que se está produciendo gracias a la amnistía fiscal y la declaración de bienes en el exterior. “Aquí se ha producido un procedimiento de afloramiento patrimonial como no he conocido nunca”, ha afirmado en la apertura de las Jornadas Tributarias organizadas por el Consejo General de Economistas Reaf Reaf.

Menéndez ha puesto en valor los resultados obtenidos por el Fisco sobre los acogidos a la amnistía fiscal en 2012 (el llamado modelo 750 en argot tributario) así como los contribuyentes que desde 2013 están obligados a declarar sus bienes en el exterior (modelo 720). En Patrimonio la base imponible de los que presentaron este último se incrementó un 78,71% entre 2007 y 2015 en más de 48.000 millones de euros. Los acogidos a la amnistía fiscal, elevaron su base en 23.500 millones.

En el Impuesto sobre la Renta, los presentadores de la declaración de bienes en el exterior incrementaron su base imponible entre 2010 y 2014 en 869 millones (9,4%) y la cuota íntegra en 639 millones (un 23% más). Una evolución que contrasta con la del resto de contribuyentes, donde la base cayó un 4% y la cuota aumentó un 1,3% en este periodo, por la subida de impuestos.

“Me gusta siempre mirar al futuro sobre cómo podemos mejorar aspectos, en vez de solazarme en el pasado”, afirmó al respecto, para aclarar que la Agencia Tributaria se limita “a aplicar aplicar la normativa vigente”. El organismo ha desarrollado aplicaciones informáticas para tratar la “ingente” información recibida por la amnistía fiscal y la declaración de bienes en el exterior.

Sobre el compromiso del Gobierno con Bruselas de elevar en 1.000 millones los objetivos de recaudación por lucha contra el fraude, que en la actualidad está en 10.200 millones de euros si bien el año pasado se logró ingresar 15.600, Menéndez confió en conseguir esta meta adicional si bien no aclaró las líneas de actuación para ello.

El director de la Aeat también valoro la reducción de la deuda pendiente de cobro, que en 2015 fue de 49.272 millones de euros. “Si no tuviéramos esta deuda no tendríamos problemas presupuestarios”, señaló Menéndez, quien admitió no obstante que la Aeat no puede hacer nada para cobrar en torno a la mitad de este montante, porque son deudas aplazadas, en los tribunales o que aún están en plazo voluntario.

“Este año tendremos resultados muy buenos”, auguró Menéndez al respecto, después de que en 2015 se redujera, por primera vez desde 1999, la deuda tributaria lo que supuso un “punto de inflexión”. El presidente del Consejo General del Colegio de Economistas, Valentí Pich, también intervino en el acto para criticar la atomización tributaria autonómica y la inseguridad jurídica de las normas tributarias, "algo imposible de gestionar, y que se gestiona muy mal".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios