Cultura - Toros

Zaragoza abre el Pilar con un homenaje al fotógrafo taurino Francisco Cano

El salón del Trono de la Diputación Provincial acoge el primer acto cultural de la Feria

Francisco Cano
Francisco Cano
A. G. ABAD - Actualizado: Guardado en: Cultura , Toros

La famosa gorrilla blanca que acompañó durante décadas al popular fotógrafo taurino Francisco Cano presidió el homenaje que se le rindió en Zaragoza, en el acto cultural que abrió la Feria del Pilar 2016, que en el ruedo de la Misericordia se desarrollará entre el sábado 8 de octubre y el domingo 16.

La fotógrafa norteamericana Muriel Feiner, Pedro Sancristóbal, el hombre que acogió en su casa a Cano en sus estancias en la capital aragonesa, y el gerente de la empresa de la plaza de Zaragoza, Ignacio Lloret, glosaron la figura del genial fotógrafo fallecido el pasado mes de julio a los 103 años de edad, en una sesión coordinada por el diputado delegado del coso taurino, Martín Llanas.

De los trabajos más conocidos de Cano, como el de la muerte de Manolete en Linares, que le dio fama internacional, sus pasos como boxeador y novillero, las anécdotas con los famosos nacionales y extranjeros, su entrega a Ava Gardner...; fueron recordados junto con anécdotas que reflejaron el carácter generoso y cordial del hombre que impresionó con su cámara más de setenta años de la historia del toreo y de España.

El salón del Trono del Palacio de Sástago, sede de la Diputación Provincial de Zaragoza, acogió a numerosos aficionados y profesionales del toreo, que siguieron con atención las disertaciones de quienes contaron en primera persona anécdotas y andanzas del querido y popular fotógrafo.

Coincidiendo con el homenaje a Francisco Cano se inauguró en el patio renacentista del palacio una exposición de la fotógrafa Muriel Feiner, que consta de 46 obras realizadas en el último lustro en diversas plazas de toros españolas y mexicanas.

«Intento captar con mi cámara todos los valores de la tauromaquia, desde la hermosura y poderío del toro bravo, hasta la estética, pasión y valor del torero; en resumen, toda la grandeza y la belleza que entraña este singular espectáculo que no conoce fronteras», expresa la autora de las fotografías que se presentan en Zaragoza bajo el título «Tauromaquia. Una visión personal».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios