Rubén Pinar, a merced del cuarto toro
Rubén Pinar, a merced del cuarto toro - Paloma Aguilar

Rubén Pinar, herido grave con dos cornadas en Las Ventas

Fue cogido por el cuarto toro de la decepcionante corrida del Conde de la Maza en una tarde de entrega de la terna

MADRIDActualizado:

El diestro Rubén Pinar resultó herido grave en el transcurso de la corrida celebrada este domingo en Las Ventas, una tarde esfuerzos baldíos y de entrega por parte de tres toreros que se jugaron el tipo con una corrida de lo más desagradable de hasta cuatro hierros diferentes.

Había expectación por ver la última corrida en Las Ventas previa a su Feria de Otoño. En el cartel, tres jóvenes toreros con mucho que decir todavía: el confirmante Sergio Serrano, acompañado por Rubén Pinar y Alberto Lamelas, dos nombres, estos últimos, que han sonado con fuerza este verano y que hoy venían a revalidar su buen momento en la primera plaza del mundo.

Y a tenor de la verdad puede decirse que lo lograron con sendas actuaciones "para aficionados" con dos marrajos de cuidado del Conde de la Maza y uno más de El Cortijillo. Los dos anduvieron en profesional, muy valientes y de verdad. También Serrano se justificó con creces en el sexto.

Pinar se dobla con el toro
Pinar se dobla con el toro - Paloma Aguilar

Cuatro toros del Conde de la Maza y dos sobreros -quinto y sexto- de El Cortijillo y Conde de Cabral, respectivamente, sustitutos, a su vez, de dos remiendos de "El Risco", muy desiguales de presentación y deslucidos, a caballo entre la falta de fuerzas y raza de los dos primeros y el último, y las complicaciones y peligro de los restantes.

Rubén Pinar, de berenjena y oro: dos pinchazos y media (silencio); y pinchazo hondo y descabello (ovación).

Alberto Lamelas, de blanco y oro: estocada caída (ovación tras aviso); y estocada baja (ovación).

Sergio Serrano, de tabaco y oro, que confirmaba la alternativa: dos pinchazos, y media tendida y atravesada (silencio tras aviso); y pinchazo hondo y tres descabellos (ovación).

En la enfermería fue intervenido Rubén Pinar de "dos cornadas, una en tercio inferior, cara posterior del muslo derecho con una trayectoria ascendente de 15 centímetros que contusiona nervio ciático común, y arteria y vena poplítea causando destrozos en músculos isquiotibiales; y otra en tercio inferior, cara anterior de la misma pierna de 10 centímetros que afecta piel y tejido celular subcutáneo. Pronóstico grave".

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Antonio Pérez-Tabernero, recientemente fallecido.

La plaza registró casi un tercio de entrada en tarde espléndida.