Cultura - Toros

Una cogida a Luque y la ganadería frustran la segunda corrida del Señor de los Milagros

El parte médico indicó «cogida por asta de toro en la pierna interna y rotura de peroné»

Daniel Luque sufrió una cogida en Lima
Daniel Luque sufrió una cogida en Lima - REUTERS

La mala condición de los toros de Campo Nuevo frustró hoy la segunda corrida de la Feria del Señor de los Milagros de Lima, en la que había mayor expectativa para los diestros Juan Bautista (silencio y silencio), Daniel Luque (silencio e ingreso a enfermería) y Ginés Marín (silencio y aplausos).

Ante media plaza, los seis astados salieron desiguales de presentación, desrazados, complicados y con peligro, todos pitados en el arrastre. Juan Bautista poco pudo hacer ante las complicaciones de su lote que fue el más difícil, destacando por su buen toreo de capote y en los quites al cuarto de la tarde.

Con el lidiado en segundo lugar, Daniel Luque poco o nada pudo hacer. Con el quinto, que tenia condiciones para el toreo de muleta, Luque resultó cogido aparatosamente pasando a la enfermería de la plaza de Acho, en donde el parte médico indicó «cogida por asta de toro en la pierna interna y rotura de peroné».

Ginés Marín estuvo muy predispuesto con el tercero, al que lo toreó bien de salida y lució en el quite con el capote a la espalda, para luego iniciar de rodilla el toreo de muleta que no prosperó por la condición del ganado.

Con el que salió en último lugar, Marín estuvo muy valiente y se metió entre los pitones para arrancarle muletazos al de Camponuevo, esfuerzo que resultó intrascendente una vez más por la condición de las reses.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios