Rossy de Palma en «El cantor de México»
Rossy de Palma en «El cantor de México» - ABC

El Teatro de la Zarzuela estrenará una zarzuela nueva por primera vez desde 1981

«Policías y ladrones», de Tomás Marco, se incluye en una temporada dominada por el espíritu de «puertas abiertas»

MadridActualizado:

«El Teatro de la Zarzuelaha de ser un lugar de encuentros y de reencuentros». Este es uno de los lemas que tiene Daniel Bianco, director del coliseo de la calle de Jovellanos. Quiere que sea un teatro público abierto a todos, en el que se dé lustre a un género que asegura que es patrimonio cultural de gran arraigo.

La temporada 2017/2018, segunda que programa íntegramente Bianco, va a ser continuista con respecto a la que terminará dentro de unas semanas con uno de los títulos más populares del género, «Marina», y que se va a saldar con una media de ocupación del 85 por ciento.

Bianco, que presentó la programación acompañado por Montserrat Iglesias, directora general del Inaem, sacó pecho con la respuesta del público joven (una de sus obsesiones) ante las propuestas de la Zarzuela. «Ha aumentado en un 30 por ciento la venta de entradas al público joven, y más de 500 menores de 35 años han solicitado la Tarjeta Joven», dijo.

También el Proyecto Zarza, «una apuesta arriesgada», que en su primera edición presentó una singular versión de «La Revoltosa», ha sido un éxito, tanto desde el punto de vista artístico como de la respuesta del público: nueve mil espectadores vieron esta propuesta.

Temporada lírica

La temporada lírica es la columna vertebral de esta temporada, que incluye ocho títulos; de ellos seis se presentan en nuevas producciones y una es una coproducción con la Ópera de Lausanne. Destaca, por encima de todo, el estreno absoluto de una zarzuela, un hecho completamente insólito -es la primera zarzuela que ve la luz en el teatro desde «Fuenteovejuna», de Moreno Buendia, en 1981-. Su título, «Policías y ladrones»; el libreto es de Álvaro del Amo y la música de Tomás Marco.

Destaca también la recuperación de «Maruxa», uno de los grandes títulos de Amadeo Vives que, según Bianco, no sube a escena desde principios de los años ochenta del pasado siglo, cuando la programó el Liceo Barcelonés; y de «¡24 horas mintiendo!», una comedia lírica de Francisco Alonso, que se estrenó en 1947 y cuyo libreto cuenta con la adaptación de Alfredo Sanzol. Otro ilustre dramaturgo, Alberto Conejero, hará lo propio con «La tempestad», de Ruperto Chapí, que se ofrecerá en versión de concierto con tres primeros espadas de nuestra lírica -Mariola Cantarero, Carlos Álvarez y Celso Albelo- y la mezzo ucraniana Ketevan Kemoklidze en el reparto.

Mario Gas -confeso admirador de Pablo Sorozábal- dirigirá escénicamente «La tabernera del puerto», con la que de paso rendirá homenaje a su padre, el bajo Manuel Gas, que interpretó esta obra a menudo, y destacó en el papel se Simpson. Y llegará a España la versión de una de las grandes operetas francesas que dio popularidad a Luis Mariano: «El cantor de México», con dirección escénica de Emilio Sagi.

Danza y conciertos

Dentro del apartado de danza, copado por los conjuntos de casa, la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Nacional de España. Éste estrenará un ballet con argumento (el primero de la era Najarro): «Electra», con guión de Alberto Conejero y coreografía y dirección de Antonio Ruz, y celebrará una gala en homenaje a Mariemma, una de las figuras imprescindibles del baile español, de cuyo nacimiento se conmemoran cien años.

La apertura del teatro a voces y estilos muy distintos es uno de los nortes de Daniel Bianco. Por eso, junto a cantantes líricos como Ainhoa Arteta, Elina Garanca, Javier Camarena o María José Montiel estarán en la Zarzuela Silvia Pérez Cruz, Arcángel o Marta Sánchez (que ofrecerá un concierto con acompañamiento de piano, el primero de su carrera).

El proyecto Zarza, que tantas satisfacciones le ha dado esta temporada a Daniel Bianco y al teatro de La Zarzuela, continúa con «El dúo de La Africana», en el que volverán a estar muchos de los jóvenes intérpretes que estuvieron en «La Revoltosa» hace un par de meses. Susana Gómez, que dirigirá escénicamente la función, es la responsable de la adaptación.