Cultura - Música

Músicos contra «triunfitos»

Las pullas a la academia no siempre llegaron desde Twitter. Antes, artistas que emergieron en los tiempos de «OT» lamentaron los métodos del programa

Leiva, Joaquín Sabina o Melendi han criticado alguna vez el formato de «OT»
Leiva, Joaquín Sabina o Melendi han criticado alguna vez el formato de «OT» - V. Merino / I. Permuy / L. Revenga

Dejó escrito Baltasar Gracián que «Aprobarlo todo suele ser ignorancia; reprobarlo todo, malicia». La resurrección mediática de la primera edición de Operación Triunfo ha refrescado los datos de audiencia de La 1 pero ha recibido ataques de mil colores. Los chicos de la academia se han enfrentado a un shock temporal: las críticas que en 2002 no salían del sofá hoy son carne de red social. Aprovechamos la avalancha tuitera para recordar a aquellos artistas que, en los tiempos de la burbuja «OT», afearon los métodos del programa.

Uno de los primeros en marcar distancia con este formato fue el grupo «Pereza», que lanzó su primer disco cuando Rosa y compañía se esforzaban por gustar en la academia. En su tercer disco, la canción «Superjunkies» mencionaba a David Bisbal junto al Fary y Torrente como ejemplos de «Superjunkies». Un primer guiño en clave de humor.

Pereza, en 2008
Pereza, en 2008- Ángel de Antonio

Ya en 2007, los Pereza dieron un concierto en el Madrid Arena donde Rubén Pozo también se acordó de «OT». El catalán presentó a Leiva de la siguiente manera:

—Damas y caballeros, se ha comprado un piano —dijo Rubén de su compañero.

Tras una pausa valorativa, siguió:

—Hace como siete años se presentó a Operación Triunfo... ¡y lo peor es que le cogieron! —era broma, pero en ese momento Leiva le vació una botella de agua en la cabeza.

—Llegó el tipo de Operación Triunfo, el mandamás de la h*****, y le dijo: «Tú, Leiva, vas a salir en la gala número uno cantando la mejor canción de todo el programa». Y Leiva le dijo: «No, me quedo con Pereza».

Este fue el penúltimo «palo» al programa de los Pereza, que estaban en un momento enorme gracias a su cuarto disco de estudio, titulado «Aproximaciones». Tan bien les iba, que seis meses después, en una de las galas, el programa hizo cantar «Estrella polar» a uno de los concursantes. Aquello les molestó, sobre todo por la costumbre del programa de acortar las canciones.

—¿Qué le parece Operación Triunfo? —le preguntaron a Leiva un mes después en el «20 minutos».

—Es una fábrica de mierda, una mentira, un negocio y una ruina para los chavales.

—¿Y la versión de «Estrella polar»?

—Criminal, la destrozaron.

«A la mierda Operación triunfo»

Pasaron los años y entre los detractores del programa se colaron viejos integrantes de la academia. Voces como la de Javián o Beth criticaron que el formato estaba muy por encima de la voluntad de los concursantes. Beth, que representó a España en Eurovisión, dijo que se largó de la discográfica Vale Music porque le imponía un estilo y una manera de trabajar. Al programa lo acusaron de ser una factoría, de priorizar el dinero al deseo de los cantantes.

En esta línea, Joaquín Sabina dedicó en 2011 unas rimas al formato:

A la mierda Operación Triunfo / qué maravilla / que se vuelva la tortilla / del lado de la razón

Esa ha sido la principal crítica que se le ha hecho al programa: modular el talento de los concursantes para satisfacer un guión. Desde hace cuatro años, «La Voz» ha ocupado el lugar de «OT» con un formato distinto y «a ciegas». En 2012, Melendi explicaba a este periódico que «La Voz» tiene una forma de actuar distinta con respecto al formato que popularizó TVE. Sin hacer un alegato directo, el asturiano apuntaba las claves del declive de «OT».

«No tiene nada que ver uno con otro», dijo. «Y no critico a “Operación Triunfo”, pero en “La Voz” no se pretende cambiar absolutamente a nadie. A este programa tú llegas con tu personalidad y nadie trata de llevarte por un camino que no es el tuyo. Además, yo estoy convencido de que el talento no se enseña, sino que se tiene o no se tiene, y punto».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios