Música

40 años de «Anarchy in the UK»: de la boutique a la hoguera

Hoy, en el 40 aniversario del primer single de los Sex Pistols, arderán millones de libras en memorabilia punk en una fogata en Londres

Sex Pistols
Sex Pistols - ABC

La formación de los Sex Pistols fue auspiciada por Vivienne Westwood y Malcolm McLaren, dos personas más interesadas en la moda que en la música. Y es que como todos los estilos musicales posteriores al rock’n’roll, el punk nació con mucho postureo. Ambos regentaban la boutique SEX (antes llamada Too fast to live, too young to die, lema punk donde los haya), frecuentada por los miembros de los futuros Sex Pistols, y fue McLaren quien unió las piezas del grupo, quien lo catapultó al éxito, y también quien le puso el nombre para de paso dar publicidad a su tienda. Así, casi como un anuncio comercial, nació la banda fundadora del punk.

El resto de la historia es bien conocido. Los Pistols se consumieron en cuestión de meses, pero su primer single, publicado el 26 de noviembre de 1976, influyó decisivamente en el devenir de la música popular. Aunque miles de bandas han asumido y defendido con uñas y dientes el trasfondo sociopolítico del género en todo el mundo, éste se vio transformado en una muletilla para describir cualquier ramalazo travieso de artistas de todo pelaje, llegando a acuñarse subestilos tan inverosímiles como el punk-pop.

Cuarenta años después de la publicación de tan incendiario clamor juvenil contra lo establecido, el legado de «Anarchy in the UK» es puesto en cuestión ya no por los detractores del punk, sino por sus mismos padrinos. Con motivo de este aniversario, en Londres se han organizado durante todo este año diversas exposiciones en el British Film Institute, el Museo de Londres y más instituciones que incluso cuentan con el visto bueno de la Reina Isabel II, que ha declarado 2016 como «Año del Punk». «Es lo más escalofriante que he oído nunca», asegura Joe Corré, hijo de Westwood y McLaren. En respuesta a tamaña contradicción, Corré va a quemar hoy toda la memorabilia original punk que posee la familia. Y lo hará en una gran fogata en un lugar secreto de Londres, sólo desvelado a los registrados en la página web Burn Punk London. «Anarchy in the UK» no estará en la fiesta: Corré ya quemó el acetato original del single hace unos meses, al quedar frustrado por el ínfimo precio que alcanzó en una subasta. Pero tiene mucho para quemar, pues el material alcanza un valor de cinco millones de libras. El punk, de la cuna a la tumba. O de la boutique a la hoguera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios