«Selfie» de Alejandro Ginés para «Darán que Hablar»
«Selfie» de Alejandro Ginés para «Darán que Hablar» - J. A. R.
DARÁN QUE HABLAR

Alejandro Ginés: «No saber lo que estaré produciendo en unos meses es una de las drogas más adictivas»

Dejó a tiempo una formación técnica para entregarse a las Bellas Artes. Desde entonces, el sevillano Alejandro Ginés cuestiona el comportamiento social del individuo y los vacíos en su transformación. Él ya es de los que «Darán que hablar»

SEVILLAActualizado:

Nombre completo: Alejandro Ginés Lozano. Lugar y fecha de nacimiento: Sevilla, 1 de octubre de 1984. Residencia actual: Sevilla. Estudios: Licenciatura en Bellas Artes y Máster en Arte Idea y Producción (ambas en la Universidad de Sevilla). Ocupación actual: Artista visual.

Qué le interesa. Partiendo de una concepción creativa multifacética y apoyándome en la curiosidad e investigación de lo antropológico, he desarrollado a lo largo de mis primeros años de creación artística un trabajo enfocado en los límites descritos por el comportamiento social y los vacíos consecuentes de su transformación. 

«Siempre que puedo, busco tiempo para leer los dos o tres libros que tengo entre manos o ver cine. Al final termina siendo parte del trabajo artístico, todo suma»

El objetivo que persigo es construir elementos e imágenes ficticias cuyas partes no están asociadas en un contexto real, pero sí basadas en reglas y paradigmas que dictan nuestra norma. 

Todo lo que ocurre a lo largo de mi día a día cuenta. Las propuestas han sido siempre fruto directo o indirecto de la curiosidad y la necesidad de comprender. Afronto la producción compensando en cada proyecto la forma idónea de representar el encuentro entre la idea y la técnica. Se trata de incluir utensilios que encuentro en lo cotidiano, duplicar fragmentos y extraer componentes con la intención de hacerlos funcionar para crear un discurso a través de su mecanismo. Componer una simulación, construir prototipos y realizar un ejercicio de extrapolación que me descubra nuevas vías de interpretación lejos de lo ya consensuado.

«Espacios no domésticos»
«Espacios no domésticos» - A. G.

De dónde viene. Para sintetizar 2017, de las exposiciones colectivas en que he participado, la más reciente ha sido en la cuarta edición de «Under35» (Málaga), mientras que inicié el año en «Parásitos» en el CAAC de Sevilla, un proyecto desarrollado por Daniel Silvo.

De mis primeras colectivas recuerdo con cariño el XIII Certamen de Creación Joven, así como la tercera edición de la beca «Sevilla es Talento» y la primera de BIUNIC, en la Fundación Valentín Madariaga, ambas en Sevilla. De esas convocatorias conservo buenos amigos y fueron parte importante para desarrollar los primeros proyectos.

«No soy de la naturaleza de compartir tanto enredes sociales. Ya me quedo bastante al desnudo en cada proyecto»

Entre mis exposiciones individuales, la primera fuera de Sevilla, «EXIT-EXIST», con texto de Jesús Alcaide, ha sido el proyecto más ambicioso hasta el momento, gracias al programa de becas de Iniciarte. Ésta tuvo lugar en el antiguo espacio del Palmeral (Málaga). También recuerdo «Habitar el espacio» durante las Jornadas de Arte Contemporáneo en Guillena, un proyecto muy ambicioso que está desarrollando Patricia Bueno del Río; o «Espacios no domésticos», en la Casa de la Cultura Juan Varela, en Doña Mencía (Córdoba). 

Me alegré mucho al ser seleccionado en el «Open Call 2016» de Luis Adelantado en Valencia. Fue muy estimulante exponer en una galería profesional y ver de primera mano el buen trabajo que hacen Olga Adelantado y su equipo. Más recientemente, me alcé con el segundo premio MálagaCrea 2017 en la modalidad de artes visuales y el II Premio de fotografía “Ciudad de Badajoz”. 

«Entre Hestia y Hermes 1»
«Entre Hestia y Hermes 1» - A. G.

Supo que se dedicaría al arte… No creo recordar la fecha exacta, seguramente porque no existe. Fue el resultado de un cúmulo de pequeñas decisiones, pero puede que una de las más decisivas fuese el día que dejé segundo de Ingeniería para empezar Bellas Artes. No creo que fuese el detonante, pero sí un cambio significativo que me abrió una puerta a un mundo que difícilmente hubiese encontrado.

«Gibraltar Banyuls»
«Gibraltar Banyuls» - A. G.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? Raro, creo que nada. Lo típico cuando uno empieza es hacer retratos y cuadros a familiares. Pero es algo que empecé como un juego desde muy niño. Luego, con ocho o nueve años, mis padres me pagaban las clases de pintura en casa de una artista local y, a cambio, yo pintaba cuadros bonitos. No era supervivencia, pero sí mi inicio en la producción. He tenido que hacer trabajos artísticos fuera de los proyectos que me interesan, pero por fortuna llevo unos cinco años dedicándome sólo a mi producción y la investigación artística.

«Plan de fuga: maletin»
«Plan de fuga: maletin» - A. G.

Su yo virtual». Tengo mi perfil en Facebook, Instagram, y mi web personal. Pero, si te soy sincero, he pensado más de una vez en deshacerme de ellas y quedarme simplemente con la web. Tiene cosas muy positivas, es una herramienta fenomenal para promocionar tu trabajo, conocer eventos y convocatorias artísticas, de la misma forma que conoces a otros artistas que difícilmente podrías seguir por otros medios de difusión. En contrapartida, creo que hay que dedicarle demasiado tiempo, o por lo menos no soy de la naturaleza de compartir tanto. Me quedo ya bastante al desnudo en cada proyecto.

«Plan de fuga: valla»
«Plan de fuga: valla» - A. G.

Dónde está cuando no hace arte. Soy asistente honorario en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla en la asignatura de cuarto de grado en Fundición. Eso me hace desconectar un poco de las horas en el estudio. Y siempre que puedo, busco tiempo para leer los dos o tres libros que tengo entre manos o ver cine. Al final termina siendo parte del trabajo artístico, todo suma.  

«Entre Hestia y Hermes 2»
«Entre Hestia y Hermes 2» - A. G.

Le gustará si conoce a... Mi padre es licenciado en Biología y mi madre era administrativa en un hospital. Al venir de un bachillerato tecnológico, no tuve apenas enseñanza artística, y menos aún contemporánea. Puedo decir que mi educación se la debo a la institución universitaria. Con sus virtudes y sus carencias, cimentaron la búsqueda de lo que realmente me parecía interesante del arte. Me gustan muchos artistas y muy diversos. Por cercanía y muy ligados a la facultad están los hermanos MP&MP Rosado y Aaron Lloyd. Ambos son artistas multidisciplinares y fueron también profesores, ahora buenos amigos. Aprendí mucho de ellos.

Tengo la suerte de compartir estudio con artistas de la talla de José Miguel Pereñíquez, Fernando Clemente, José Valles y, no hace mucho, Rubén Guerrero. Se producen conversaciones y momentos para enmarcar.

«Tengo la suerte de compartir estudio con artistas de la talla de José Miguel Pereñíquez, Fernando Clemente, José Valles y, hasta no hace mucho, Rubén Guerrero. Se producen conversaciones y momentos para enmarcar»

Entre artistas cercanos que admiro su trabajo están Jacobo Castellano, Jesús Palomino, Jorge Yeregui, Manuel Casellas… Y dentro de los referentes más internacionales, Antoni Muntadas, Ignasi Aballí, Valcarcel Medina, Cristina Lucas, Felix González-Torres, Pierre Huyghe, Danh Vö, Doris Salcedo, Oteiza… Todos ellos son geniales.

De mi generación destaco a la pareja Moreno/Grau, a Fuentesal & Arenillas, a Javier Artero, Alegría y Piñero, Arturo Comas, Mar Gascó, Pablo Capitan del Río, Julia Llerena, Leonor Serrano, Rafael Pérez Evans…

Mención aparte y fundamentales como referentes a otro nivel serán siempre Michel Foucault, Guilles Deleuze, Andréi Tarkovski, Gastón Bachelard y François Truffau.

«Plan de fuga: pizzara-A»
«Plan de fuga: pizzara-A» - A. G.

Qué se trae ahora entre manos. En la actualidad tengo dos proyectos artísticos en paralelo. El primero –y en el que ahora mismo estoy centrado a casi tiempo completo– es la individual que inauguro el 8 de febrero en la galería DIWAP (Sevilla). El segundo es el proyecto «Islas» que voy a empezar a desarrollar desde el próximo mes y hasta junio gracias a la beca de producción La Térmica Creadores en Málaga. También participo en el Open Studio Madrid como artista invitado de Fuentesal & Arenillas. A veces las cosas se juntan.

«Plan de fuga: pizzara-B»
«Plan de fuga: pizzara-B» - A. G.

Proyecto favorito hasta el momento. Como exposición, sería «EXIT-EXIST». Fue la primera vez que tenía la oportunidad de realizar un proyecto artístico desde cero. La beca Iniciarte te brinda la posibilidad de elegir un comisario para el texto, fotógrafos y tener un catálogo resultante de una exposición no comercial. Fue una experiencia muy satisfactoria.

Con respecto a la obra, me quedo con la serie «Entre Hestia y Hermes». Tiene ya unos años, pero considero que es el germen de todos los proyectos que desarrollo desde entonces.

«Paisajes»
«Paisajes» - A. G.

¿Por qué tenemos que confiar en él? Puedo decir que tengo la fortuna de dedicar mi tiempo a algo que me apasiona. Uno de los motores más potentes que existen es la curiosidad, y el hecho de no saber aún lo que estaré produciendo dentro de unos meses es una de las drogas más adictivas que conozco. Si me paro a pensar en lo que aporto de nuevo al ámbito artístico, en el momento que lo descubriese seguro que desaparecería.

«Tres saltos de escala»
«Tres saltos de escala» - A. G.

¿Dónde se ve de aquí a un año? Me gustaría estar produciendo las segunda o tercera parte de «Islas». Y tener entre manos algún proyecto que aún no me pueda ni imaginar. Puestos a imaginar… Es algo que se nos da bien, pero creo que no es saludable pensar mucho en el futuro Dentro de la precariedad artística, los artistas jóvenes o emergentes podemos quedarnos en emergentes de por vida. Prefiero estar más en el ahora para que el futuro sea consecuente.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? A Alba y Eva, las Moreno/Grau.

¿Cómo se definiría en un trazo?

A. G.
A. G.