Cultura - Arte

El Bosco regresa a la colección permanente del Prado con nueva instalación y sala exclusiva

El museo clausuró la exposición el domingo 25 de septiembre con un total de 589.692 visitas

Detalle de «El jardín de las delicias», del Bosco
Detalle de «El jardín de las delicias», del Bosco - ABC

El Museo del Prado clausuró el domingo 25 de septiembre la exposición del V centenario de fallecimiento del Bosco, con un balance definitivo de 589.692 visitantes. Después del éxito de los últimos meses, El Bosco regresa a la colección permanente del Prado y cuenta con una nueva instalación y una sala exclusiva.

Esta sala, la 56 A, se convertirá también en el eje central de la pintura flamenca e hispano-flamenca de los siglos XV y XVI, ya que todas las obras se articularán en torno al Bosco. Así, Joachim Patinir y Pieter Bruegel el Viejo estarán en la sala 55 A, mientras que las obras de Antonio Moro se podrán ver en la sala 56.

«El Bosco. La exposición del V centenario» ha conseguido reunir «más del setenta y cinco por ciento de la producción conservada del maestro flamenco», según informa el Museo del Prado en un comunicado.

«Será posible contemplar tanto el anverso como el reverso de sus laterales»

Además, el Museo ha incorporado un sistema de luminarias Led para esta nueva sala, gracias al proyecto integral Iluminando el Prado / Lighting the Prado patrocinado por la Fundación Iberdrola.

Algunos de los trípticos más destacados de la exposición son: el Tríptico de las tentaciones de san Antonio Abad del Museu Nacional de Arte Antiga de Lisboa, el Cristo camino del Calvario de Patrimonio Nacional, la Coronación de espinas de la National Gallery de Londres o el dibujo del Hombre-árbol de la Albertina de Viena. No obstante, ahora será posible contemplar «tanto el anverso como el reverso de sus laterales».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios