PROVINCIA

Denuncian el «grave deterioro» de las condiciones laborales de la Policía Local de Puerto Serrano

El sindicato CSIF asegura que tras la marcha del subinspector jefe, el alcalde, asumiendo la jefatura del cuerpo, «está tomando decisiones de forma unilateral que perjudican a la plantilla»

Actualizado:

CSIF ha querido denunciar públicamente el «grave deterioro» que está sufriendo la Policía Local de Puerto Serrano desde comienzos del mes de febrero, en cuanto a sus condiciones laborales y de conciliación familiar. Según aseguran en un comunicado, el alcalde de la localidad, que ha asumido toda la jefatura estructural del cuerpo tras la marcha del subinspector jefe, «está tomando decisiones que perjudican a los agentes, de forma unilateral y sin contar con los sindicatos ni con el resto del equipo de Gobierno».

Concretamente, explican que desde el 8 de febrero de este año, el alcalde «ha modificado los cuadrantes de la plantilla, dejando, por imposición, sin uso el que se venía realizando durante más de ocho años. Del mismo modo, está obligando a los agentes que disfrutaban de sus vacaciones a su inmediata incorporación al servicio, con los perjuicios laborales que esto conlleva».

«No solo el cuadrante que impone no está consensuado con los sindicatos o trabajadores, sino que vulnera la legislación vigente sobre la conciliación de la vida laboral y familiar de estos trabajadores», añaden. De esta manera, según lamenta CSIF, se impide, por ejemplo, el cumplimiento de los convenios reguladores impuestos a los agentes por un juez sobre el horario para ver a sus hijos tras una separación, «debido a que se obliga durante el mes en curso a trabajar todos los fines de semana y sin saber qué turnos se van a realizar los meses siguientes, al no tener el cuadrante anual definitivo. Además, a lo largo de este tiempo, los representantes sindicales de CSIF han pedido en repetidas ocasiones poder reunirse con el alcalde para encontrar una solución a esta situación, sin conseguir siquiera una fecha para hacerlo».

Además recuerda el sindicato que la plantilla de la Policía Local sigue a la espera de cobrar cinco nóminas que se les debe desde hace años, y, al mismo tiempo, «sufren unas instalaciones que no reúnen las condiciones mínimas de seguridad exigibles legalmente para un edificio de esta índole, como ya ha quedado demostrado en repetidas ocasiones».

CSIF lamenta el desinterés del alcalde en hablar con los sindicatos y en resolver los problemas de la Policía Local, «que está repercutiendo tan negativamente en la plantilla».