COMERCIO

El Mercado afronta su gran renovación

En esta primera fase los puestos de pescaderías se integrarán con el resto de locales

SAN FERNANDOActualizado:

Ya han comenzado las obras de remodelación del Mercado Central de Abastos de San Fernando. Una actuación que el Partido Socialista contemplaba en su programa de Gobierno y que pretende convertir este espacio en un referente de la ciudad, o al menos conseguir revitalizarlo. Y es que la imagen del equipamiento dista mucho de la situación de otros espacios similares de localidades cercanas como la de Chiclana.

Es por ello que se cuenta con un proyecto ambicioso que ayer dio su primer paso con el inicio de los trabajos de la primera fase, en la que se acometerá la integración de los puestos de pescadería con el resto de locales, es decir con las fruterías y carnicerías. Hasta ahora todos los negocios que se dedicaban a la venta de pescados se encontraban en un lugar aparte, mientras que el resto del mercado contaba con varios habitáculos cerrados. De esta forma, se pretende conseguir una mayor integración y que el mercado sea más vistoso, ganando un espacio aparte para dedicar a otras ofertas económicas.

El plazo de ejecución de los trabajos que se plantea es de cuatro meses y se espera que en abril esté lista la primera fase de reforma. Una fase que se centrará en el traslado de los puestos de la pescadería, que pasarán al lado opuesto, concretamente con entrada al Mercado Central, desde la calle Calderón de la Barca, en la trasera del Ayuntamiento.

Estas obras contemplan la demolición parcial de los puestos que ocupan este espacio, «renovando acabados, carpinterías, equipamiento e instalaciones y poniendo especial énfasis en la creación de un sistema adecuado de saneamiento». De hecho, las obras se aprovecharán para realizar también en esta zona de pescadería una nueva red de evacuación que se unificará al sistema general existente.

Las obras se ejecutarán afectando lo menos posible a la actividad comercial del Mercado Central y minimizando su impacto. De ahí que se prevea la actuación por zonas, acotándolas con tabiquería provisional que se desmontará a medida que vayan avanzando y concluyendo los trabajos a realizar.