SOLDADURA

La Junta llega a un acuerdo para recuperar el Centro de Técnicas Industriales

Ya solo le queda resolver la tramitación administrativa para comprar las naves donde estaba ubicado en Fadricas

La Junta llega a un acuerdo para recuperar el Centro de Técnicas Industriales

Un cartel oxidado en la entrada es la única señal que queda de lo que fuera uno de los centros con mejores estadísticas de inserción laboral. A pesar de sus datos y su necesidad, puesto que se impartía el módulo de soldadura en una provincia con empresas motoras como lo naval (Navantia) y lo aeroespacial (Airbus), la Junta decidió cerrarlo a cal y canto.

Mucho se ha escrito desde entonces sobre este equipamiento salpicado también por la investigación que recae en la formación y la Junta. Y más que se va a decir y a escribir ya que ahora la Administración regional está en la penúltima fase para volver a abrir el Centro de Técnicas Industriales (CTI).

Lo va hacer en las mismas naves de Fadricas, aquellas que se dejaron con premura y con todo el material y maquinaria dentro adeudando meses a los propietarios. Sin embargo, con una excepción y es que esta vez quiere comprar los inmuebles y todo su contenido. Al parecer ya se ha llegado a un acuerdo y tan solo queda para resolverlo la tramitación administrativa pertinente.

Según apuntó la delegada de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Gema Pérez, la intención es que a finales de este año esté todo resuelto y si es posible comenzar a lanzar las primeras convocatorias y ofertas de cursos. Ya en mayo tanto el Gobierno andaluz como el Gobierno isleño han manifestado en varias ocasiones su intención de impulsar la competitividad de la industria naval por tratarse, en su consideración, de uno de los motores fundamentales de economía y empleo en la Bahía gaditana. A este respecto, en palabras de Gema Pérez, las citadas administraciones estaban poniendo "todos sus recursos y esfuerzos para hacer frente a las necesidades de formación derivada de la carga de trabajo actual de los astilleros, de ahí la idea de que San Fernando vuelva a contar con un centro de soldadura similar al CTI que refuerce el número de instalaciones equipadas disponibles".

Entonces se barajaban diferentes posibilidades y ubicaciones, estudiándose los costes económicos. Aunque finalmente desde la Junta se ha optado por recuperar la antigua sede aunque en esta ocasión comprarla en vez de pagar un alquiler.

Desde la Delegación Territorial de Economía (competente en materia de Empleo a nivel provincial por parte de la Junta), siempre se ha defendido que hubo que cerrar el anterior CTI por cuestiones administrativas, pero en ningún momento se cuestionó la utilidad de este tipo de formación profesional. Ahora se espera que vuelva a San Fernando.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios