Unos 60 infantes de Marina marchan el jueves a Mali. - FRANCIS JIMÉNEZ
MISIÓN EN MALI

Cuatro años después, los infantes de Marina marchan al exterior

Unos 60 militares del Tercio de Armada parten para desplegar en la misión de la Unión Europea en Mali

San FernandoActualizado:

«Nunca antes en Mali ha habido Infantería de Marina. Lo llevaréis en vuestro haber de forma exclusiva. Haréis que sus ciudadanos sepan apreciar los valores de este cuerpo. Estoy seguro de que cumpliréis con vuestro deber», así ha despedido este martes el General Comandante del Tercio de Armada, Antonio Planells, a los 59 militares que partirán el jueves desde San Fernando para desplegar en la misión EUTM Mali.

Esta fuerza expedicionaria se compone de dos secciones del Segundo Batallón de Desembarco de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada (TEAR). Permanecerán seis meses en el país africano, participando en la misión de entrenamiento de las Fuerzas Armadas malienses que desarrolla la Unión Europea desde 2013 en ese lugar. Se integrarán en la Compañía de Protección a los Instructores, velando por la seguridad de éstos mientras forman a los soldados de Mali, para que conduzcan las operaciones militares necesarias con el objetivo de recuperar la integridad territorial del país y neutralizar la amenaza de los grupos terroristas que operan en la zona.

Los primeros infantes en Mali

Junto a ellos, en la Compañía de Protección y bajo mando del Ejército de Tierra, estarán tres secciones del Grupo de Caballería Ligero Acorazado 'Reyes Católicos' de La Legión, con base en la localidad malagueña de Ronda. De los que, el general Planells les ha recordado que es «un privilegio y un honor desplegar a su lado. Sentíos orgullosos y cubridles cuando lo requieran». Y lo ha hecho en una parada militar celebrada en la Plaza de Armas 'Lope de Figeroa' del isleño cuartel de San Carlos - Batallones de Marina para despedirles, en la que han querido estar presentes tanto sus compañeros del Tercio de Armada como sus familias, a las que no volverán a ver hasta el mes de junio.

La ocasión lo merecía. Hacía tiempo que la Infantería de Marina buscaba desplegar una unidad de cierta entidad en el exterior, «ser útiles a la sociedad y volver con el deber cumplido», como ha señalado el General Comandante. «Tened en cuenta que sois los primeros después de cuatro años de ausencia en los escenarios de conflicto», ha advertido Planells a sus hombres. Ellos lo saben. «Es un privilegio ser los primeros en desplegar en Mali y llevar el nombre de la Infantería de Marina a tierras africanas», ha señalado el capitán Juan Carlos Andrés, jefe del contingente, para el que es también su primera misión en el exterior y a la que va con la responsabilidad y el «honor de poder liderar a estos hombres».

Banderas en el corazón

Así pues, el general Planells les ha instado a cumplir con su deber «y volver en silencio sin mayor eco que el de que nuestras familias nos reciban, como ya lo hicieron los que nos precedieron». Esas mismas familias que este martes, mientras desfilaban en la Plaza de Armas, les despedían entre aplausos y a las que el comandante del TEAR les ha recordado que «esta es su casa, pueden acudir aquí cuando quieran».

Mientras, sus esposos, padres, hermanos o hijos, llevarán, en palabras de Planells, «las banderas de España en su uniforme y su corazón a una tierra y unas gentes que lo necesitan». 'Valientes por tierra y por mar', como reza el lema de la Infantería de Marina, que se ha podido oír en la mañana de este martes en el Tercio de Armada para despedir a los 59 militares. Al igual que el tercer mandamiento del decálogo de este cuerpo creado en 1537: «Estaré preparado para afrontar con valor, abnegación y espíritu de servicio cualquier misión asignada a la Infantería de Marina».

Se marchan, tras meses de preparación, a EUTM - Mali XI, con dos peticiones de su general, que vuelvan con la misión cumplida y lo hagan todos. «Cuidad los unos de los otros, no abandonéis nunca a un compañero».