INDUSTRIA

Ventaja de Navantia sobre sus competidores para construir las fragatas australianas

CÁDIZActualizado:

La oferta de Navantia para la construcción de nueve fragatas para la Marina de aquel país aventaja a las propuestas realizadas por sus dos máximos competidores y finalistas también en el concurso por este ambicioso contrato naval: la empresa italiana Fincantieri y la británica BAE. El primer ministro de Australia, Malcom Turnbull, anunció la pasada semana que las nueve fragatas de este contrato, que se resolverá en el primer trimestre del próximo año, serán equipadas con el sistema Aegis. Este potente sistema de defensa y combate está desarrollado por Lockheed Martin, con el que Navantia lleva trabajando dos décadas. De hecho, parte de la ingeniería de este sistema se lleva a cabo en la unidad de Sistemas del astillero de San Fernando.

Navantia ha incorporado el sistema Aegis a las fragatas españolas de la serie F-100 y a las unidades de la Marina de Noruega F-310 y, sobre todo, para los destructores australianos AWD (diseñados y gestionada su construcción por Navantia en Australia). Estos destructores, la semana pasada se entregó el primero a la Armada australiana, también están equipados con el sistema Aegis con lo que la apuesta de Australia por este sistema para el programa Sea5000 supone una continuidad y les permitirá operar con los aliados estadounidenses y japoneses. Los competidores de Navantia no podrían en estos momentos integrar el sistema Aegis, ya que necesitarían más tiempo, y en este programa las autoridades australianas han manifestado que es fundamental que la construcción comience en 2020.

El programa SEA5000, para la construcción de nueve fragatas en Australia, se adjudicará a primeros del 2018 y es el programa más grande de buques de superficie de aquel país, más de 50.000 millones de dólares. Navantia construiría los buques en aquel país por transferencia tecnológica.