Iván Contreras, CEO de Torrot, durante la presentación en Milán del prototipo - LA VOZ
INDUSTRIA

Torrot desvela el Velocípedo que fabricará en Cádiz

La firma presenta una moto eléctrica, biplaza, de tres ruedas y cubierta donde el casco se sustituye por el cinturón de seguridad

CÁDIZActualizado:

La compañía Torrot-Gas Gas ha desvelado este miércoles en la feria de Milán el prototipo del nuevo ciclomotor eléctrico que fabricará en Cádiz a partir de 2018. Se trata del denominado Velocípedo. El consejero delegado de la empresa, Iván Contreras, fue el encargado de la presentación mundial de este novedoso medio de locomoción que tiene como objetivo conquistar un mercado que, hasta ahora, está dominado por las motos de combustible. Los ingenieros han diseñado una motocicleta de tres ruedas, biplaza y cubierta, muy ligera y resistente a los impactos debido a la fibra de carbono que recubre su estructura externa. Sus ocupantes no necesitan casco, solo cinturón de seguridad. Se puede pilotar con el carné de ciclomotor o con el de conducir. Contreras señaló que es un modelo más avanzado y seguro que el que explotó hace años BMW, que sacó al mercado una moto con techo, donde el piloto iba cubierto, pero no el acompañante.

Los tiempos cambian y la tecnología avanza. Torrot ha presentado ahora un diseño más sofisticado y, sobre todo, de bajo consumo, ya que funciona con baterías eléctricas que se pueden cargar en casa. Contreras destacó a LAVOZ que el Velocípedo se conduce con un manillar de altas prestaciones y el salpicadero lleva una pantalla donde aparecen reflejados todos los indicadores.

Emisión cero

El Velocípedo, por tanto, es un nuevo vehículo urbano conectado y de emisiones cero, que responde a una demanda social de movilidad sostenible, y se suma a los nueve modelos de vehículos eléctricos que componen la familia Torrot. Se trata de un vehículo conectado al teléfono móvil del usuario, de tres ruedas, con una potencia equivalente a la de una motocicleta de 125 'centímetros cúbicos' y una batería que otorga una autonomía de cien kilómetros.

Torrot sigue con los trámites para su implantación en una de las naves de la vieja fábrica de Altadis. Contreras destacó que la negociación con Zona Franca, popietaria del suelo de la antigua tabacalera, se encuentra en su última fase.

La estructura exterior de la moto la realizará Carbures en fibra de carbono en su planta portuense

La presentación del Velocípedo en la feria de Milán da el pistoletazo de salida a la producción en serie de este nuevo ciclomotor eléctrico. En estos momentos ya hay media docena de ejecutivos de Torrot en Cádiz preparando la industrialzación de la factoría, es decir, la mecanización de la nave y la selección de personal. El consejero delegado de la compañía adelantó a este medio que en el primer trimestre de 2108 debe estar concluida la implantación de la firma en Altadis con el fin de iniciar la producción en primavera y poder así sacar las primeras unidades al mercado en septiembre. La dirección de Torrot prevé que en primavera trabajen en la planta gaditana unas 25 peronas. Igualmente, la estructura del Velocípedo es de fibra de carbono y la compañia ha firmado una alianza con la gaditana Carbures para porducir estos elementos. Cabe recordar que Torrot inevertirá en este proyecto en Cádiz 16 millones de euros y prevé contar con una plantilla de 200 trabajadores en el horizonte de 2020. La empresa destaca que ya cuenta con 1.500 solicitudes de compra y señala que la venta se realizará solo 'on line' a un precio de 6.000 euros más IVA.

La previsión de los empresarios es que durante el primer año de producción se fabriquen 3.000 unidades, el segundo, 5.000, y el tercero, 8.000, de esta forma se alcanzarán las 16.000 unidades en el horizonte de 2021.

La planta de Altadis estará operativa en abril y las primeras unidades saldrán al mercado en septiembre

El primer velocípedo español fue fabricado por un herrero de Cádiz en el siglo XIX. Su idea fue la de que este vehículo sustituyera a los caballos, que ensuciaban mucho las calles, como medio de transporte urbano. El Velocípedo se impuso como medio de transporte popular y su uso se expandió por toda España. Precisamente, Torrot ha elegido Cádiz para el proceso industrial de fabricación porque el primer Velocípedo español se fabricó en Cádiz, en la calle Ancha por los talleres y fundición de los señores Bruschet. Dos siglos más tarde, Torrot ha recuperado la idea original de ese vehículo y ha presentado hoy una versión moderna, de última tecnología, que se venderá por todo el mundo.

La compañía tiene ya 1.500 inscripciones de compra a través de su página web

El consejero delegado y nuevo fundador de Torrot, Iván Contreras, reconvirtió Torrot en 2015 en un fabricante de vehículos eléctricos. Originariamente, Torrot es una compañía de fabricación de bicis y motocicletas fundada en 1948 en Vitoria. Esa reconversión del modelo de vehículo al eléctrico, ha dado la vuelta a la situación de la Compañía que, si en 2014, cerró el ejercicio con una facturación de 400.000 euros, en 2015 la triplicó hasta los 1,2 millones. Y así sucesivamente año tras año. En 2016, obtuvo una facturación de 16 millones y, en el primer semestre del año ha cerrado con una facturación que ya supera la de todo el ejercicio anterior: 20 millones. «La previsión es cerrar el presente ejercicio con unas ventas de unos 40 millones», afirma Contreras.