OPERACIÓN POTES

Recuperan 3.000 kilos de hachís y detienen a cuatro presuntos narcotraficantes en La Línea

Los arrestados, que formaban un supuesto grupo criminal, almacenaban los fardos de hachís en una vivienda empleada para la guarda

CádizActualizado:

La Policía Nacional ha intervenido 3.000 kilogramos de hachís y ha detenido en la Línea a cuatro presuntos narcotraficantes que conformaban un supuesto grupo criminal especializado en transportar hachís desde Marruecos hasta España, alijando el estupefaciente en el litoral del Estrecho de Gibraltar para su posterior distribución a otras ciudades.

Los arrestados almacenaban los fardos de hachís en una vivienda empleada para la guarda, según explica en una nota la Policía, cuyos agentes se han incautado de 3.000 kilogramos de hachís, dos armas de fuego con sus cargadores preparadas para ser utilizadas, cinco vehículos --tres de ellos sustraídos--, 2.500 euros en efectivo, doce teléfonos móviles y numerosos equipos de transmisión.

Según detalla la Policía Nacional, la investigación comenzó a mediados del mes de septiembre del pasado año. Los agentes recuperaron tres vehículos todoterreno, todos ellos previamente sustraídos, que habían sido empleados en el transporte de fardos de hachís desde las playas donde eran alijados hasta las zonas de guardería. Tras varias gestiones, los agentes localizaron en las inmediaciones una vivienda que era empleada para la guarda del estupefaciente y establecieron un dispositivo operativo en el lugar.

Los investigadores comprobaron la continua presencia en el interior del inmueble de dos individuos que no mostraban signos de actividad laboral ninguna, y que tomaban numerosas medidas de seguridad en las escasas veces que abandonaban o accedían a la vivienda.

Los dos investigados utilizaban cinco turismos, todos ellos a nombre de terceras personas o empresas de alquiler, para realizar funciones de vigilancia antes de recibir a los vehículos que transportaban el hachís y para mantener diferentes reuniones con posibles compradores.

Además, los agentes constataron la intermitente llegada de turismos de gran cilindrada que, tras permanecer menos de cinco minutos en el interior del garaje de la vivienda, abandonaban el lugar a gran velocidad.

Ingreso en prisión

El pasado día 31 de diciembre, los investigadores observaron cómo un todoterreno sustraído accedía a gran velocidad transportando diferentes paquetes de color azul y marrón similares a los utilizados para transportar hachís. Los agentes decidieron llevar a cabo la entrada y registro del inmueble, por lo que solicitaron el correspondiente mandamiento al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.

El dispositivo policial se ha saldado así con la detención de los cuatro presuntos miembros del grupo criminal y la incautación de más de 3.000 kilogramos de hachís.

Tras pasar a disposición judicial, se ha decretado el ingreso en prisión provisional de los cuatro arrestados como presuntos autores de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, robo-hurto uso de vehículo y pertenencia a organización criminal.