INDUSTRIAL NAVAL

Prioridad para cuadrar las agendas y fijar un nuevo viaje del Rey a Arabia

El aplazamiento de la firma del contrato deja mal sabor en el astillero de La Isla, aunque su plantilla confía en que todo está atado

Prioridad para cuadrar las agendas y fijar un nuevo viaje del Rey a Arabia
JAVIER RODRÍGUEZ Cádiz - Actualizado: Guardado en:

El viaje del Rey de España a Arabia es una prioridad. Este es el mensaje que se ha lanzado de distintos sectores políticos y empresariales ante el nuevo aplazamiento, el segundo en menos de un año, de la visita del monarca española a Riad. Don Felipe tenía programado un viaje oficial a Arabia Saudí el pasado fin de semana, pero la repentina muerte del príncipe Turki bin Abdelaziz, de 82 años, hermano del Rey Salman bin Abdelaziz obligó a cancelar la visita justo horas antes de que el monarca español tomara el avión en el aeropuerto de Torrejón. Esta es la segunda vez que se aplaza un viaje oficial de la Corona a Arabia. El Rey tenía previsto viajar el pasado marzo a Riad para cerrar varios acuerdos económicos con España, en especial, el contrato naval para la construcción de cinco corbetas en el astillero de San Fernando. Sin embargo, la incertidumbre política que reinaba entonces en nuestro país por la falta de acuerdo para la formación de Gobierno obligó a la Casa Real a aplazar el viaje.

La importancia de los acuerdos que están sobre la mesa en Riad se ha podido comprobar ahora, ya que el primer viaje programado por el Rey tras la formación de Gobierno en España, ha sido, precisamente, a Arabia. Distintas fuentes consultadas por LA VOZ sostienen que la agenda del Rey contará en breve con este viaje.

Mientras tanto, el nuevo aplazamiento de la firma del contrato ha dejado un mal sabor de boca entre la plantilla del astillero isleño que, si bien se muestran su preocupación por la nueva demora, ajena a temas políticos, reconocen que no peligra. De hecho, todo está preparado en la factoría para iniciar la obra.

La dirección de Navantia ha repartido en la planta de San Fernando mientras se resuelve el contrato de las corbetas. Así, el astillero trabaja en estos momentos en el segundo Barco de Acción Marítima (BAM), encargado por la Armada española en 2014. La obra arrancó al año siguiente y está prevista su botadura en febrero de 2017. Este barco, bautizado con el nombre de ‘Audaz’, se entregará en marzo de 2018.

Igualmente, el astillero de San Fernando ha asumido una parte de la obra de los petroleros que se desarrolla en la planta de Puerto Real. Según ha podido saber este periódico se trata del corte y montaje de bloques de chapa. Son estructuras más pequeñas de las que se fabrican en Puerto Real.

El contrato para la construcción de cinco corbetas en el astillero de La Isla supone un balón de oxígeno para las cuentas de Navantia, en números rojos desde hace más de cinco años. Se trata de una inversión superior a los 2.000 millones de euros y una carga de trabajo para 3.000 personas. La corbeta, modelo Avante 2200, es un barco muy similar al patrullero, serie POV, construido en la Bahía de Cádiz para Venezuela. La similitud de este buque con la flota española la encontramos en el BAM.

Navantia cuenta con el diseño de las corbetas, mientras que la unidad de Sistemas Faba, del astillero de La Isla, dispone del diseño de ingeniería de defensa para sus plataformas. La obra comenzará, si no hay más dilación en la firma del contrato, en el segundo trimestre de 2017. Está previsto que el último buque salga del astillero isleño a finales de 2021.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios