PROVINCIA

«Me han ofrecido participar en realities pero mi camino es otro»

El árbitro gaditano que denunció haber recibido insultos y amenazas por ser gay se verá las caras en el juzgado en octubre con uno de sus supuestos agresores

Jesús Tomillero lucha contra la homofobia en el deporte.
Jesús Tomillero lucha contra la homofobia en el deporte. - ABC
MARÍA ALMAGRO - @MariaAlmagroD - Actualizado: Guardado en:

Cuenta Jesús Tomillero, el joven linense conocido por ser el primer árbitro español en declarar abiertamente su homosexualidad, que hace algo menos de un año sólo había salido una vez de la provincia de Cádiz. «Fue a un encuentro de colegiados en Jaén pero volvimos en el día... no sé si cuenta...», bromea. Ahora, todo ha cambiado. Su agenda se llena de citas y viajes para participar en multitud de eventos o programas de radio y televisión al que le invitan. Su móvil no deja de recibir notificaciones y mensajes. Cada semana atiende multitud de entrevistas para medios nacionales y también internacionales (México, Chile, Portugal, Irlanda...), ha leído un discurso en el Parlamento Europeo, recibe premios y personas tan dispares como Mariano Rajoy, Pablo Iglesias o Iker Casillas, entre otros miles, le han mostrado su apoyo en redes sociales.

«Bueno, la vida sí me ha cambiado pero no puedo perder de vista por qué he llegado a esto», afirma. Y vuelve a la realidad. «Ahora mismo no tengo trabajo». Tras denunciar por dos veces haber sido víctima de insultos y amenazas homófobas en el terreno de juego, Tomillero dejó de arbitrar. «No merecía la pena. Yo era colegiado porque disfrutaba pero en realidad lo estaba pasando muy mal». Tras denunciar su caso en este periódico, la historia caló en muchos medios y se amplificó a niveles que nunca imaginó. El impacto fue increíble e incluso su batalla (convertida en símbolo para algunos) cruzó al otro lado del Atlántico.

«La vida me ha cambiado pero no puedo perder de vista cómo llegué a todo esto»

Aquí en España la difusión de su historia también se fue agrandando. Tanto es así que su nombre ha llegado a pasar por las redacciones de informativos, por las de tertulias y por último por shows televisivos. «Me han ofrecido hasta participar en realities como ‘Supervivientes’ o ‘GHVip’ pero mi camino es otro».

Tal exposición también ha traído críticas. Acerca de si a Jesús le estaba gustando «demasiado» aparecer en la tele. «Entiendo que me digan que salgo mucho en los medios pero para mí es una forma de luchar contra la discriminación sexual en el deporte. Si se conoce lo que me ocurrió a mí quizá no le pase a otros. Ese es mi objetivo. Que no suceda más y que haya leyes en el deporte que defiendan de verdad los derechos de las personas, sea cual sea su condición sexual». El joven de 21 años es firme en sus respuestas. «Mira, si quisiera ser famoso ya hubiera aceptado alguna de las muchas ofertas que me han hecho. Me han llegado a poner por delante cláusulas de 60.000 euros. Ser el primer árbitro gay y del PPvende mucho, pero a mí no me importa. No voy a entrar a eso, voy a seguir luchando por la LGTB y que se respeten mis derechos en mi trabajo».

«Si quisiera ser famoso ya hubiera aceptado alguna de las muchas ofertas que me han hecho»

Primer juicio

Y uno de los primeros pasos para conseguir su objetivo es «que se cumpla la ley». Y para ello lo primero que hizo aquel 26 de marzo fue poner una denuncia. El colegiado pitaba el partido de Tercera Andaluza en la categoría cadete entre los equipos Peña Madridista linense y Mirador de Algeciras. Todo iba como es habitual, hasta que no señaló un posible fuera de juego. A partir de ahí estuvo alrededor de una hora escuchando que era un «comepollas» y aguantando que le amenazaran, e incluso le tiraran piedras, según asegura. Ahora, el próximo 14 de octubre se verá las caras en los juzgados de La Línea con el supuesto agresor.

Una vez que pase el juicio, Jesús tiene previsto retomar de nuevo su carrera. «Me he tomado este tiempo para ver cómo iba todo y cuando vea si recibo o no el apoyo de la justicia, decidiré si vuelvo». Si lo hace comenzará a pitar encuentros de Primera, Segunda y Tercera Andaluza senior ya que recientemente ha ascendido. «¡Ojalá todo vaya bien y pueda seguir cumpliendo mi sueño!».

«Soy del PP y si la gente no lo entiende me da igual, ellos me ayudaron cuando me quedé tirado en la calle»

Respecto a su posible futuro en la política, el joven linense no lo tiene tan claro. Sabe que su labor es continuar con la batalla por la libertad sexual y que seguirá militando en el Partido Popular de La Línea como hacía antes de que se sucedieran las denuncias. «Soy del PP y si la gente no lo entiende, me da igual». Jesús recuerda momentos muy duros de su infancia.«Para mí son como mi familia. Me ayudaron cuando me quedé en la calle tirado y eso no se me olvida». Y añade:«Claro que hay cosas que han hecho con respecto al colectivo homosexual que no me han gustado, pero creo que ahora han tomado un camino mejor».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios