El despido de 23 trabajadores y las condiciones laborales tensan la situación en la Base naval
El despido de 23 trabajadores y las condiciones laborales tensan la situación en la Base naval
CONFLICTO LABORAL

La Junta pide a Cospedal que «dé la cara» en el conflicto de la Base de Rota

Jiménez Barrios solicita a la titular de Defensa que interceda por los trabajadores del aeropuerto, encerrados contra los despidos

CádizActualizado:

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, ha instado este miércoles a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal García, a que se implique e interceda por los trabajadores del aeropuerto de la Base Naval de Rota, que llevan varias semanas de protestas y encierro en el Palacio Municipal Castillo de Luna contra los despidos de la firma concesionaria Louis Berger Aircraft Services.

El vicepresidente de la Junta se ha mostrado sorprendido por las últimas declaraciones efectuadas por responsables del Gobierno central sobre las responsabilidades de este conflicto y aseguró que «en este momento se están incumpliendo los acuerdos de la firma del convenio bilateral que se firmó entre los EE UU y el Gobierno central para la actividad de las bases en nuestro país».

«La ministra de Defensa tiene que dar la cara y buscar soluciones para estos trabajadores que llevan mucho tiempo afectados por los despidos que se están produciendo en la concesionaria», ha defendido el número dos del Gobierno andaluz, quien ha añadido que De Cospedal, «ante un problema laboral como éste, de suficiente entidad y trascendencia, tiene que tener una actitud más firme que le mueva a plantear abiertamente con las autoridades de EE UU, una mayor sensibilidad y compromiso con el territorio donde está ubicada la base».

En este sentido, el vicepresidente ha demandado de nuevo soluciones a la ministra de Defensa, para que aborde de inmediato este conflicto laboral, «sin duda alguna, la ministra es la única responsable para que este problema laboral pueda solucionarse y es ella, quien tiene que instar a las autoridades norteamericanas para que cumplan con los acuerdos que se firmaron en el protocolo», señaló.

Igualmente, Jiménez Barrios ha puesto de manifiesto su apoyo a todo el colectivo de trabajadores que se están manifestando contra los despidos en Rota, y pidió que se respeten los derechos de los trabajadores que se están incumpliendo y la posibilidad de poder negociar con la empresa concesionaria que se niega a dialogar con el colectivo.

«Sin respuesta» del Gobierno

Jiménez Barrios ha recordado que ya se ha dirigido en varias ocasiones a los responsables del Gobierno central para tratar de solucionar este problema, no sólo de los trabajadores de Rota, sino también de la Base de Morón, «y hasta el día de hoy no hemos tenido ninguna respuesta por parte del Gobierno central para estos trabajadores que llevan reclamando soluciones desde hace tiempo».

El vicepresidente de la Junta puso de manifiesto que las bases norteamericanas enclavadas en territorio andaluz son fundamentales en la economía local y tienen que significar compromisos con la comarca donde están ubicadas, «sobre todo en materia de empleo y los despidos son algo que el Gobierno central no puede permitir pues afecta a su credibilidad cuando no apoya a los trabajadores que se ven afectados».

Finalmente, ha asegurado que el Gobierno andaluz estará «muy atento a la situación que se ha creado en este conflicto», donde de 23 empleados han sido despedidos, y que espera que tanto la ministra de Defensa como las autoridades norteamericanas acuerden de inmediato soluciones para estos trabajadores de la Base de Rota.