INDUSTRIA

Impulso en Cádiz a uno de los centros más avanzados de investigación y tecnología

La presidenta de la Junta firma este martes en Airbus el protocolo para la puesta en marcha en la Bahía del Centro de Fabricación Avanzada naval y aeronáutico

Componentes en la fábrica de Airbus
Componentes en la fábrica de Airbus - ANTONIO VÁZQUEZ
JAVIER RODRÍGUEZ - @JaverLaVoz Cádiz - Actualizado: Guardado en:

La industria naval y el sector aeronáutico de la provincia inician este martes un viaje para desarrollar proyectos comunes sobre innovación (I+D+I). No se trata de mezclar aviones con barcos o barcos con aviones sino de poner en un mismo centro de trabajo todo un potencial de ingeniería y consultoría para alumbrar nuevos modelos de producción, crear patentes y unificar sinergias, es decir, sumar para poder multiplicar en un futuro. Este es, en resumen, el proyecto que hoy arranca en la Bahía, donde Navantia y Airbus, como empresas tractoras, son la clave del denominado Centro de Fabricación Avanzada (CFA). La presidenta de la Junta, Susana Díaz, será la encargada de avalar con su firma el protocolo que regulará este centro tecnológico que se levantará junto a la vieja fábrica de Delphi, frente a Airbus, en un solar de 30.000 m2 cuadrados, propiedad de la Junta.

El tiempo apremia y las necesidades por sacar a Cádiz de su estancamiento son grandes. Por ello, la Administración regional, que abandera esta iniciativa de carácter estratégico, no aguardará a la terminación de las obras del nuevo inmueble. La junta alquilará una nave (aún no se ha desvelado el sitio) para iniciar el trabajo a partir de 2017 y efectuar el traslado al nuevo centro, una vez culminan su construcción, antes de 2020.

Financiación garantizada

La creación de un centro de estas características, único en España, donde converjan el sector naval y el aeronáutico es fruto de los contactos mantenidos desde hace tres años entre empresas gaditanas y Gobierno regional sobre las necesidades empresariales para fortalecer nuestro tejido industrial. Distintas fuentes consultadas por LA VOZ han coincidido en advertir que las empresas tractoras de la Bahía realizan un importante trabajo de investigación, sin embargo, no comparten sus conocimientos. La conclusión a la que han llegado algunos investigadores, por ello también participa la Universidad de Cádiz (UCA), es que puede haber conclusiones y aportaciones que son complementarias y pueden mejorar el producto final. Esta actuación se ha madurado durante los últimos dos años, pero faltaba financiación para ponerla en marcha. La firma el pasado marzo en el Ministerio de Hacienda de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) ha permitido ahora su impulso. Esta iniciativa es un acuerdo entre la Junta y el Gobierno de la Nación para invertir en Cádiz el 5% de los fondos europeos que recibirán ambas administraciones entre 2015 y 2020. El Estado pone 900 millones y la Junta, 387.

Se estima que el nuevo centro de investigación sumará una inversión de 25 millones de euros y la creación de, al menos, 150 empleos. Las mismas fuentes consultadas por este periódico han aclarado que no se trata de trasladar a los ingenieros de Navantia y Airbus a estas instalaciones, sino de que sus investigaciones serán también expuestas, complementadas y desarrolladas por un equipo de trabajo en el que también estarán incluidos el personal de ambas empresas.

La empresa de ingeniería y consultoría Altran es otra pieza del puzzle.Altran puede jugar un papel predominante en este proyecto gaditano, único en España por sus características. Altran es una compañía especializada en consultoría de innovación, ingeniería y tecnología, organización y sistemas de la información, y estrategia y negocio. Esta empresa podría ser la encargada de gestionar el nuevo centro.

La Junta siempre ha mantenido contactos con esta empresa tecnológica, siempre con Airbus como telón de fondo. Cuando se anunció, se explicó que en este centro tendrían cabida tanto las empresas matrices del sector naval y aeronáutico como sus principales proveedores e industria auxiliar. Todas tendrán un espacio físico dotado con tecnología de primer nivel para investigar y crear nuevas herramientas. Distintas fuentes han señalado que las empresas privadas tendrán que abonar una cuota por su estancia en el CFA.

Desde la Administración regional se ha puesto de manifiesto que esta unión solo era posible en Cádiz, ya que la industria naval y aeronáutica son los motores de su economía y principal fuente de la generación de empleo.

El ejemplo vasco

El País Vasco, por ejemplo, cuenta con un centro muy similar al que ahora se promueve en Cádiz, pero vinculado exclusivamente al sector aeronáutico. Se trata del Centro de Fabricación Aeronáutica Avanzada (CFAA) que nació en 2015 de la mano de una agrupación de empresas y de la Universidad del País Vasco. El objetivo era constituir un centro de desarrollo de tecnología aplicable en un corto espacio de tiempo a los procesos claves del sector de componentes del motor y sistemas de propulsión en aeronáutica. A esta iniciativa se han sumado también como impulsores en primera instancia y como patrocinadores la Diputación Foral de Bizkaia y el Departamento de Industria del Gobierno Vasco. El centro pertenece a la universidad y desarrolla su actividad mediante financiación mixta proveniente de un contrato programa con las empresas socias y de proyectos financiados en diferentes convocatorias.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios