SUCESOS

Golpe al narcotráfico en Cádiz con 17 detenidos

Una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional desarticula una banda de narcos que introducía grandes cantidades de hachís en la provincia

M. ALMAGRO - Actualizado: Guardado en:

Continúa la batalla contra el narcotráfico en la provincia de Cádiz. Una operación realizada de manera conjunta por agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional ha concluido con la desarticulación de una organización que presuntamente se dedicaba a la entrada de grandes cantidades de hachís por la costa de Cádiz. Según ha podido saber este medio, en la operación, denominada ‘Yogui’, se han detenido a 17 personas e incautado 1.500 kilos de hachís, además de catorce vehículos y dos embarcaciones.

La investigación comenzó a principios de año cuando los agentes sospecharon que una red de narcos estaba alijando por la costa gaditana entre San Fernando y Conil. Según constataron, la banda estaba liderada por un viejo conocido, ‘El Bubu’, que había salido de prisión hacía unos dos años y que, al parecer, había reagrupado y puesto de nuevo en activo a su organización. Una vez identificado comenzaron a seguir sus pasos y vieron que podía estar tras un alijo que se había realizado en San Fernando. Tras los seguimientos que se practicaron lograron también determinar que ‘El Bubu’ viajaba con frecuencia a Marruecos donde mantenía presuntamente reuniones con sus distribuidores en el país africano y también en Barcelona, donde residían éstos.

Una vez conocido el supuesto organigrama de la red, los agentes pudieron relacionarlos con el robo de 25 kilos de hachís de un chalé de Chiclana y también con el envío de otra cantidad de droga que viajó oculta en el doble fondo de un coche lanzadera. Según los investigadores, con estos envíos se estaban aprovisionando de dinero para hacer un alijo mayor por vía marítima. Pero este viaje, en el que intentaron introducir 600 kilos en el doble fondo de una embarcación, no se saldó con éxito, ya que fue interceptado por los agentes, que además detuvieron a los dos ocupantes de la lancha.

Ya en verano, la banda ahora desarticulada, se ofreció para darle cobertura a otra red que también iba a alijar en la costa gaditana. Pero su intención era otra bien distinta. Según se sospecha lo que realmente pretendían era robarles la mercancía. Finalmente, otro dispositivo policial interceptó 800 kilos de hachís en la playa, aunque la banda del Bubú logró llevarse más de 100.

En el operativo, los agentes frustraron el secuestro a punta de pistola de un miembro de la banda

De ahí que entre las dos organizaciones comenzaran a tener cuentas pendientes, lo que llevó a los agentes a extremar las precauciones para evitar posibles ajustes de cuentas entre ellos. Tanto es así, que las fuerzas policiales impidieron el posible secuestro de uno de los conductores que dos presuntos narcotraficantes habían montado contra su voluntad en un coche a punta de pistola.

Así, con todos los datos recabados y tras la identificación de los miembros de la banda del Bubu, a mediados de septiembre y tras la pertinente autorización judicial, se realizó un importante operativo, entre otras localidades en Chiclana, que finalizó con la detención de 13 personas más, 1.500 kilos de hachís intervenidos, dos embarcaciones, catorce vehículos, algunos de ellos robados y con matrículas falsas, y un arma de fuego. En el operativo, que se desarrolló de manera simultánea en distintas localizaciones de Cádiz y Barcelona, participó un importante número de agentes que participaron en casi una decena de registros.

La ‘operación Yogui’ ha sido realizada por policías del Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (GRECO) de Cádiz y guardias civiles del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA), quienes contaron con la ayuda del Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil, el Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), además de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional de Cádiz.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios