TRIBUNALES

Fiscalía pide dos años de cárcel para el exadjunto al Defensor por la fotografía falsa de Teresa Rodríguez

Se le atribuye la filtración de un expediente confidencial de una ciudadana a la que se confundió con la líder de Podemos en Andalucía

Fiscalía pide dos años de cárcel para el exadjunto al Defensor por la fotografía falsa de Teresa Rodríguez
LA VOZ Cádiz - Actualizado: Guardado en:

La Fiscalía de Sevilla, en su escrito de acusación, ha solicitado una pena de dos años de cárcel, una multa de 36.000 euros y 15 meses de inhabilitación para el ejercicio de empleo o cargo público, para el exadjunto al Defensor del Pueblo Andaluz Carlos del Barco.

Según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio Público, a Carlos del Barco la Fiscalía le atribuye un presunto delito de revelación de secreto por parte de funcionario público, por su presunta implicación en la filtración de un expediente confidencial de una ciudadana, relacionada con la difusión de una fotografía suya desnuda en una playa como si se tratase de la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez.

El caso, cuya calificación fiscal ha adelantado la cadena SER, se remonta al 24 de febrero de 2015, cuando la afectada presentó un escrito dirigido al Defensor del Pueblo Andaluz en el que, junto a sus datos personales, exponía el motivo de su queja relativa a la proliferación en medios de comunicación y redes sociales de la publicación de una fotografía de ella tomada sin su consentimiento mientras practicaba nudismo en una playa habilitada al efecto, lo que adquirió cierta notoriedad debido a su parecido con la entonces eurodiputada Teresa Rodríguez.

Esa solicitud dio lugar a la incoación de un expediente cuya tramitación se asignó al área competente en materia de protección de datos y que concluyó con un escrito de respuesta y conclusión de fecha 3 de marzo en el que se ilustraba a la solicitante sobre las vías para hacer valer sus pretensiones y agilizar las respuestas en la ayuda que había solicitado.

En la tramitación de este expediente intervino Carlos del Barco en su calidad de adjunto al Defensor del Pueblo Andaluz, y con fecha 2 de marzo de 2015 validó el escrito de respuesta y lo pasó al Defensor del Pueblo Andaluz para su firma.

Por otra parte, y siempre según el juez instructor, Del Barco se puso en contacto telefónico con el diario ABC comentando la existencia de esa queja y, fruto de ese contacto, procedió a remitirle el 2 de marzo de 2015 por correo electrónico, mediante documento adjunto, la solicitud de la afectada con el fin de facilitar que el periodista pudiera contactar con la interesada a través de correo electrónico.

Ese mismo día 2 de marzo el subdirector del periódico dirigió a través de la cuenta de correo electrónico que aparecía en su escrito de solicitud un mensaje en el que le decía que "un conocido" le había facilitado su dirección, le hacía llegar su solidaridad y le ofrecía el periódico en el que trabajaba para lo que necesitase, por si quisiera usarlo como portavoz para hacer alguna denuncia o testimonio, siempre «respetando el anonimato», ha añadido el instructor.

La afectada contactó por teléfono con la oficina del Defensor del Pueblo expresando su malestar por lo que consideraba una filtración de su caso y de sus datos y remitió el correo que había recibido del subdirector, solicitando expresamente que se evitara cualquier divulgación.

En fechas posteriores, una vez que la investigación abierta sobre la supuesta filtración fue conocida, Del Barco dirigió un correo electrónico a la afectada pidiendo disculpas por haber dado a conocer sus datos y explicando las circunstancias y finalidad con que lo hizo.

Por ese asunto, Del Barco declaró ya en la sede del Alto tribunal andaluz, por su condición de aforado, en calidad de investigado por un supuesto delito de revelación de secretos, después de que la afectada presentara una reclamación ante el Defensor por la difusión de su imagen.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios