EL PUERTO

Denuncian discriminación a mujeres en condecoraciones

Funcionarios del Centro Penitenciario Puerto III consideran que dos compañeras, una de ellas agredida por un reo, merecen el reconocimiento

Denuncian discriminación a mujeres en condecoraciones
LA VOZ - Actualizado: Guardado en:

Los sindicatos ACAIP, APFP, CSIF, CCOO y UGT con representación en el Centro Penitenciario de Puerto III, en El Puerto de Santa María, denunciaron ayer la «discriminación» que, en su opinión, han sufrido dos funcionarias de la cárcel en la concesión de medallas y reconocimientos.

En un comunicado conjunto los sindicatos explican que el pasado mes de septiembre con motivo de la festividad de La Merced, patrona de la Institución Penitenciaria, se entregaron, como es tradición, los distintos reconocimientos a los funcionarios de la cárcel.

En ese acto fueron condecorados con Medalla de Bronce al Mérito Penitenciario, por la prestación de servicios relevantes relacionados con la actividad penitenciaria, los funcionarios que fueron brutalmente agredidos el pasado día 21 de julio por un interno catalogado de extremadamente peligroso.

«Brillante actuación»

«Lo que no se entiende y se echó de menos por todos los asistentes al acto es que no fuesen también condecoradas otras dos funcionarias del mismo Centro Penitenciario», explican los representantes de los trabajadores del centro. Una de ellas, «con su brillante actuación», consiguió, con sus compañeros agredidos, aislar y separar al interno de los funcionarios que estaba atacando y salvarles la vida, algo que «es reconocido por todos los que han visionado las imágenes de la agresión y por los funcionarios afectados y perjudicados».

La otra funcionaria fue «brutalmente agredida» el pasado mes de por una interna que la agarró del pelo y golpeó su cabeza contra la pared, causándole un traumatismo craneoencefálico y dolor cervical.

Los sindicatos creen que es discriminatorio que la Administración Penitenciaria no reconozca a estas dos funcionarias al igual que lo fueron sus compañeros. «Toda esta actuación de la administración causa perplejidad y asombro, debido al distinto trato que se aplica entre funcionarios y funcionarias», añade el comunicado que se pregunta si en la administración penitenciaria existe «algún principio arcaico, rancio, retrógrado y decimonónico que valora y reconoce las acciones de los trabajadores en función del sexo de que se trate».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios