El comandante de la 'Victoria', capitán de fragata Manuel González, en el tránsito a integrarse en la operación 'Sophia'
El comandante de la 'Victoria', capitán de fragata Manuel González, en el tránsito a integrarse en la operación 'Sophia' - PIO 'Victoria'
DEFENSA

«No podemos cerrar los ojos mientras cientos de personas se ahogan en el Mediterráneo»

La dotación de la fragata 'Victoria' comienza un despliegue de cuatro meses en los que combatirán el tráfico ilegal de personas. Esperan rescatar a miles de migrantes

CádizActualizado:

Salvarán vidas, lucharán contra las mafias que se lucran del drama de huir de la muerte, la guerra y la persecución y lo harán en pleno verano, cuando la cantidad de migrantes que deciden subirse a bordo de una precaria embarcación para alcanzar las costas europeas aumenta considerablemente debido al buen tiempo.

Al frente de los 212 hombres y mujeres que componen la dotación de la fragata 'Victoria', que por primera vez se integra en la operación 'Sophia' de la Unión Europea, se encuentra el capitán de fragata Manuel González Serrano con el que hablamos justo antes de llegar a la isla italiana de Sicilia, donde relevarán a la fragata 'Canarias'.

¿Cómo se está produciendo el relevo con la 'Canarias'?

Salimos de Rota el pasado domingo 18 y hoy día 22 entramos en el puerto de Catania, en la isla de Sicilia, donde efectuaremos un relevo con la 'Canarias' de dos días, hasta mañana día 23, cuando la 'Canarias' finaliza su participación en la operación y tomamos nosotros el testigo.

La experiencia en operaciones se va transfiriendo de un barco a otro para aplicar todas las lecciones aprendidas y mejorar los procedimientos y la ejecución. En este caso, estamos informados de los detalles de la operación a través de la 'Canarias' desde hace ya varios meses, pero estos relevos de dos días nos sirven para ponernos al día de las últimas novedades ocurridas en la operación. También nos hará entrega de diverso material, sobre todo de atención a los migrantes que me imagino que tendremos a bordo: medicamentos, chalecos, mantas, etc...

En estas ocasiones los consejos y la experiencia de los que nos preceden es una información muy valiosa que de ninguna manera se puede perder. Se da la circunstancia también de que hoy en Catania coincidimos con el buque de mando de la operación 'Sophia', el italiano 'San Giusto', con lo cual tenemos la oportunidad de ir a bordo del mismo, contactar con el Estado Mayor y estar al día de los últimos procedimientos. Por lo tanto, saldremos a la mar con toda la información actualizada sobre la operación.

Respecto al tema sanitario, ¿se produce algún tipo de reunión entre su médico y el de la Canarias?

Por supuesto, ellos están en contacto desde hace tiempo, pero vamos a tener reuniones específicas de sanidad porque es una parte muy importante de la operación. Hay que tener en cuenta que acoger a cientos de personas en un barco que inicialmente no está diseñado para ello es un problema también en este sentido. Nuestro personal sanitario se reunirá con el de la 'Canarias' y con el Estado Mayor del Mando de la operación.

«En verano se cuadriplica el número de migrantes que intenta cruzar el Mediterráneo»

Estarán desplegados en EUNAVFOR MED SOPHIA hasta mediados de septiembre, ¿cómo han sido los preparativos de los últimos días antes de partir de Rota?

En realidad los preparativos empezaron hace meses. Nosotros, como cualquier barco de la Armada que va a desplegarse en una operación, seguimos el proceso de alistamiento y certificación. Esto quiere decir que, en nuestro caso en concreto, comenzamos hace seis meses con el acopio de material y personal necesario, hemos participado en ejercicios que nos iban elevando el nivel de alistamiento y, finalmente, en febrero obtuvimos la certificación para la misión. Los últimos días sirvieron para recortar los flecos que quedaban y terminar de hacer el equipo en cuanto a personal y dotación.

En los cuatro días de tránsito hacia Catania también se han estado preparando, realizando vuelos con el helicóptero que llevan embarcado, por ejemplo.

Los días de tránsito también nos sirven para un adiestramiento final, distribuir puestos por si quedaba alguna duda de las funciones de cada uno y, sobre todo, para seguir con el adiestramiento propio para ir mejorando los procedimientos de cara a la misión.

Siempre que llevamos una aeronave a bordo se suelen hacer vuelos de comprobación diarios. Esto nos sirve además para mejorar el adiestramiento de nuestro equipo de controladores a bordo y la coordinación entre helicóptero y buque, que es muy importante, ya que es un elemento muy valioso en este tipo de misiones porque nos sirve para tener capacidad de detección más allá de nuestros sensores.

La Canarias ha rescatado a más de 3.500 personas en el Mediterráneo durante su despliegue, ¿esperan encontrarse con una situación parecida e incluso peor?

Los meses de verano se incrementa el número de inmigrantes que intentan cruzar porque tienen la falsa percepción de que adentrarse en el Mediterráneo en las condiciones que lo hacen es seguro en esta época del año. A veces se cuadriplican los números y la verdad es que es una situación complicada, sobre todo los meses de julio y agosto, cuando mejoran las condiciones meteorológicas.

Espero rescatar al máximo número de personas, por supuesto, y paliar en lo posible el drama humano que están viviendo. Y también conseguir resultados palpables en la detección de las mafias y traficantes que hacen posible que estas personas pongan en riesgo su vida en la mar.

¿Se han preparado y equipado de una manera especial antes esta posibilidad?

Sí. De hecho, los buques que están participando en la operación 'Sophia' pertenecen a la 41ª Escuadrilla de Escoltas basada en Rota. A lo largo de estos casi dos años de operación se ha ido acumulando experiencia y adaptando el propio buque a las necesidades que tenemos ahora. En concreto, por ejemplo, ya contamos con una enfermería específica para atención de los migrantes en lo que antes era un pañol de munición. O sea, que vamos adaptando el diseño del barco, porque no deja de ser un buque de guerra, a las necesidades que nos vamos a encontrar.

También embarcamos un refuerzo sanitario de un médico intensivista y una enfermera y diverso material, en especial medicamentos, no solo para la atención de los rescatados, sino también para la prevención de contagios de enfermedades al personal del propio buque. Además, disponemos a bordo de una gran cantidad de material de rescate que en teoría en otras operaciones no llevamos, como chalecos salvavidas y para la atención inicial de los naúfragos, como ropa, mantas o calzado.

A parte del helicóptero, que es también un elemento fundamental en este tipo de operaciones para detectar las embarcaciones de migrantes a tiempo antes de que corran peligro, llevamos un Equipo Operativo de Seguridad de Infantería de Marina que nos proporcionará seguridad a bordo, en la mar o en tierra. O sea, que vamos adaptando en lo posible el régimen y la organización del barco a este tipo de operaciones que son singulares desde el punto de vista de la Armada.

«En lo que antes era un pañol de munición ahora tenemos una enfermeria para tratamiento de los migrantes»

¿Cómo es el clima que predomina en este momento en el barco?

Este despliegue es la culminación de un proceso que empezó hace seis meses. Así que la dotación ahora mismo está deseando comenzar y aportar nuestro granito de arena a esta operación donde no buscamos otra cosa que acabar con la crisis migratoria del Mediterráneo, que está afectando a tanta gente. Esta operación tiene un componente humano que a nadie se le escapa, por lo que la dotación está especialmente motivada. Se sienten preparados para la misión y es lo que vamos a hacer.

Muchas veces los medios nos centramos en el rescate de personas pero no hay que olvidar que el objetivo de la operación 'Sophia' es luchar contra las mafias de tráfico de personas.

La misión principal es el desmantelamiento de las redes de tráfico ilegal de personas, pero este es un proceso a medio – largo plazo. En los dos años que lleva la operación se han puesto a disposición judicial más de mil presuntos traficantes ilegales de personas y se han destruido unas 500 embarcaciones. Eso ha dificultado la labor de los traficantes, pero los migrantes están ahí y no podemos cerrar los ojos o mirar para otro lado mientras se ahogan cientos de personas en el Mediterráneo. Esta es una labor que tenemos que hacer como parte de la operación 'Sophia'. Es un deber legal y moral.

Es su primera misión como comandante de la 'Victoria', que manda desde hace un año. ¿Qué se siente ante esta responsabilidad?

El que sea la primera vez que participe como comandante en este tipo de operaciones, no quiere decir que a lo largo de mi carrera no haya ido a otras, en concreto estuve en la zona de Libia en la 'Unified Protector', como segundo comandante de otra fragata de la 41ª escuadrilla, la 'Méndez Nuñez'.

Y sí, es la primera 'Sophia' para mí y para el barco. Asumo la responsabilidad con mucho orgullo y satisfacción, como no podía ser de otra forma. Con la seguridad que me da el tener un barco y una dotación que está perfectamente adiestrada y que además estoy seguro de que responderá perfectamente ante cualquier eventualidad que surja durante la operación.