Lanzamientos de misiles en el Golfo de Cádiz
Lanzamientos de misiles en el Golfo de Cádiz

La Armada realiza un ejercicio de lanzamiento de misiles antiaéreos en el Golfo de Cádiz

Han efectuado diez lanzamientos de misiles actuando contra blancos aéreos teledirigidos

CádizActualizado:

La Armada ha realizado este domingo un ejercicio de lanzamiento de misiles antiaéreos en el Golfo de Cádiz, en el que han participado las fragatas 'Santa María', 'Navarra' y 'Canarias' de la 41ª Escuadrilla de Escoltas basadas en Rota .

Asimismo, han sido apoyadas en tareas de vigilancia por la fragata 'Almirante Juan de Borbón', perteneciente a la 31ª Escuadrilla de Escoltas con base en Ferrol, así como los buques de la Fuerza de Acción Marítima, Patrulleros 'Vigía', 'Medas', Remolcador 'La Graña', con base en Cádiz, y 'P-101' con base en Huelva.

La Armada ha señalado que, mediante este tipo de adiestramientos, se busca "comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas de detección y de armas" --dirección de tiro, lanzador, programas--, así como probar la eficacia de los misiles antiaéreos 'Standard SM-1'.

Además, estos ejercicios han servido para "elevar la preparación de las dotaciones de los buques en enfrentamientos antiaéreos con misil y con artillería principal".

Durante el ejercicio, las fragatas de la 41ª Escuadrilla han efectuado diez lanzamientos de misiles actuando contra blancos aéreos teledirigidos tipo 'Scrab', de fabricación española, que simulan diferentes perfiles de ataque de aviones o misiles que se aproximen a la fuerza naval.

41ª escuadrilla de escoltas

La 41ª escuadrilla de escoltas está constituida por seis fragatas de la clase Santa María y tiene su base en Rota. Los buques de la Escuadrilla fueron construidos en España, el primero de ellos a mediados los años 80, y en la actualidad han terminado un proceso de modernización que les "permitirá mantener y mejorar sus capacidades con el fin de que puedan seguir operando con eficacia en los próximos años". Tienen una eslora de 138 metros y más de 4.000 toneladas de desplazamiento.

La 31ª Escuadrilla de Escoltas, formada por las cinco fragatas de la serie F-100, de diseño español, son también denominadas clase 'Álvaro de Bazán'. Estas fragatas tienen base en Ferrol y cuentan con el sistema de combate Aegis, que unido al radar multifunción SPY-1D, "les proporcionan una gran capacidad de detección y combate antiaéreo".