Antonio Romero, regidor de Puerto Real.
Antonio Romero, regidor de Puerto Real.

Acusan al alcalde de Puerto Real de «falta de sensibilidad» por divulgar que «peligran» las nóminas

CSIF subraya que, además de la mala situación económica, el Gobierno local «no ha sabido resolver los problemas de la falta de plantilla»

CádizActualizado:

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Puerto Real reprueba la falta de sensibilidad mostrada por el alcalde, Antonio Romero, al difundir a través de los medios de comunicación que no se podía garantizar a partir del próximo mes de enero el pago de las nóminas de los empleados municipales debido a la situación económica en la que se encuentra el Ayuntamiento.

Según asegura la sección sindical a través de un comunicado, esta información, que aseguran fue divulgada sin haber informado previamente a la plantilla municipal, no solo ha causado el esperado revuelo e inquietudes entre los trabajadores, sino que también ha provocado la «indignación» de la mayoría de las organizaciones sindicales. Los sindicatos –prosigue CSIF– ya exigieron respuestas al alcalde hace algo más de un mes, al haber trascendido extraoficialmente la retención practicada por Hacienda sobre la participación en los impuestos del Estado. Sin embargo, en aquella reunión, la autoridad municipal les reconoció la referida retención, pero les tranquilizó manifestando que ya había dispuesto las actuaciones necesarias para solucionarlo.

Para CSIF, la llegada del actual equipo de Gobierno supuso un «brote de esperanza para cambiar la caótica situación del Ayuntamiento», pues «divulgaban que trabajarían de forma honesta y transparente para mejorar la situación» de la Administración y sus empleados, pero «tras dos años y medio de gestión, se puede decir que poco ha cambiado, pues además de la indeseable situación económica, también se han agravado los problemas que afectaban a la plantilla municipal: falta de personal y una incomprensible desigualdad en el pago de las retribuciones laborales».

Para la sección sindical «está claro que los mencionados problemas económicos han sido provocados por las actuaciones de anteriores gobernantes municipales, pero también es cierto que poco se ha hecho para atajarlos». Para CSIF es indispensable modificar el «perverso y suicida» Plan de Ajuste Municipal, que impone la reducción del empleo público y por otro lado, aprobar una nueva Relación de Puestos de Trabajo actualizada y que valore las exigencias de formación, capacitación, competencias, responsabilidad, incompatibilidad, peligrosidad y penosidad.

CSIF lamenta que esta situación afecte directamente a la ciudadanía, pues «los servicios públicos que se les deben prestar se están viendo afectados ante la falta de personal y el cierre de dependencias municipales. La falta de personal está perjudicando especialmente a servicios públicos obligatorios y esenciales como es el de la Policía Local, en la que no se convocan nuevas plazas desde hace 12 años, a pesar de la importante reducción que este colectivo ha ido padeciendo al igual que el resto de la plantilla municipal».

Gestión

Para CSIF, la gestión del actual equipo de Gobierno del grave problema de la falta de personal, no ha sido la más adecuada, pues se ha limitado a poner en funcionamiento una bolsa de trabajo temporal mediante unas bases de selección que han sido rechazadas e impugnadas por la mayoría sindical, ya que estas han sido aprobadas con la oposición de los sindicatos a unas normas de valoración de los méritos que resultan extrañas, injustas y poco transparentes.

Ante todo esto, desde CSIF se exige al equipo de Gobierno que «cumpla con el compromiso que adquirieron en su día de gestionar la Administración de forma transparente y eficaz, garantizando la sostenibilidad económica, así como la prestación de los servicios públicos obligatorios y esenciales para la ciudadanía». También se exige la «estabilidad del empleo público y el acceso al mismo en condiciones de igualdad de oportunidad, mérito y capacidad, así como el derecho a la carrera profesional, la promoción interna y reconocimiento retributivo en condiciones de igualdad para todos los empleados municipales».