VIVIENDA

Los vecinos consideran «excesivas» las rentas del programa de ‘Alquiler Social’

La federación de vecinos 5 de abril lamenta que no se haya tenido en cuenta su alegación a los precios incluidos en la ordenanza

Las viviendas que se acojan a este programa deberán reunir condiciones mínimas de habitabilidad.
Las viviendas que se acojan a este programa deberán reunir condiciones mínimas de habitabilidad. - ANTONIO VÁZQUEZ

El pasado viernes se aprobaba por unanimidad la ordenanza reguladora de las ayudas al programa de ‘Alquiler social’, ya que al prosperar la alegación presentada por Ciudadanos cambió la denominación del mismo suprimiéndose la palabra «justo».

La Federación de vecinos 5 de abril, a través de su representante de Vivienda, José Rodríguez, ha lamentado que desde el Ayuntamiento no se haya admitido algunas alegaciones presentadas por las entidades vecinales en esta ordenanza que tiene como principal objetivo la revitalización del mercado de alquiler de viviendas en Cádiz para facilitar su acceso a los colectivos más vulnerables de la ciudad.

En la presentación de esta ordenanza, la concejal delegada de Vivienda en el Consistorio gaditano, Eva Tubío, defendió que había sido una ordenanza muy participativa en cuya elaboración se había contado con la opinión de técnicos de Servicios Sociales, colectivos sociales, administradores de fincas, propietarios, asociaciones de consumidores, técnicos de la empresa municipal de la Vivienda (Procasa), de la Junta de Andalucía y con la Plataforma para la vivienda digna, en la que está integrada la federación.

Los vecinos insisten en lamentar que no se haya tenido en cuenta su opinión sobre los precios y las rentas que deben abonar los inquilinos que formen parte de este programa son «excesivamente altas». En su opinión, «nosotros, que somos los que estamos en la calle, los que tratamos con los vecinos todos los días, sabemos lo que se paga por los alquileres y creemos que lo que establece el programa del alquiler justo es muy elevado», teniendo en cuenta de que se trata de un programa de alquiler social.

Recordar que, según establece la ordenanza, la renta de mercado tasada por el técnico de Procasa tras realizar la visita de inspección de la vivienda no debe ser superior a los 350 euros al mes para las viviendas de un dormitorio, de 450 euros para las viviendas de dos dormitorios y de 500 para las de tres o más dormitorios.

La ordenanza estipula además que no están incluidos en los precios de la renta las cuotas ordinarias de la comunidad, que se añadirán al importa de la renta mensual y se abonarán a la propiedad hasta un límite de 50 euros al mes. En el caso de que sea superior a esta cantidad, será abonado por el propietario de la vivienda de alquiler.

Los inquilinos también abonarán el agua y demás conceptos por los servicios relacionados en la facturación de la empresa suministradora (si no están incluidos en los gastos de la comunidad), gas y electricidad de la vivienda. El IBI lo asumirá el propietario, además de las cuotas extraordinarias de la comunidad de vecinos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios