Una imagen de las terrazas situadas sobre la arena
Una imagen de las terrazas situadas sobre la arena - A. V.
Playas de Cádiz

Las terrazas de los chiringuitos se quedan en situación irregular

El plazo para el desmontaje voluntario de las mesas y las sillas terminó el día 4 de agosto

CádizActualizado:

Las terrazas de los chiringuitos se encuentran desde el sábado en situación irregular. Los empresarios han hecho caso omiso a la normativa y quince días después de que finalizara el plazo del permiso temporal otorgado por la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, las mesas y las sillas siguen ubicadas en la superficie que la administración autonómica otorgó para que estos negocios contaran con más metros de los que permite la actual concesión del Dominio Público Marítimo-Terrestre.

Tras acabar el plazo el pasado día 8 de julio ante el desestimiento por parte del Ayuntamiento de Cádiz de incluir este espacio en el Plan Municipal de Playas y de seguir adelante con la modificación sustancial para permitir que los chiringuitos abran durante el invierno, la Junta de Andalucía dio por finalizado el permiso para ampliar el espacio destinado a las terrazas.

Sin embargo, ahora que los empresarios se han negado a desmontarlo, la Junta asegura que no va a actuar porque, según fuentes de la administración regional, «una vez que expire el título de esas instalaciones la competencia es del propietario del Dominio Público Marítimo Terrestre. En lo que respecta a las instalaciones sin título, la Junta de Andalucía no tiene competencias».

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Agustín Muñoz, ya mostró su preocupación al respecto, por una situación que considera «que no es admisible» y ha acusado a la Junta de Andalucía de estar mareando a los empresarios.

El responsable de la administración estatal explicó que las competencias no recaen en Costas, sino en la Junta de Andalucía, « porque los títulos de las concesiones y las autorizaciones los otorga la Junta, y en caso de permanecer las terrazas no autorizadas la Junta tiene la responsabilidad de actuar».

Del mismo modo, respecto a la postura de la administración autonómica de que una vez finalizada la autorización provisional otorgada por ella las competencias recaen en Costas, fuentes de Subdelegación del Gobierno insisten que no es así, dado que se trata de un título otorgado por la Junta en virtud de las competencias transferidas en 2011.

El trámite completo de los títulos otorgados por la Junta de Andalucía competen a esa administración desde el otorgamiento a la caducidad, incluso la recuperación posesoria. En ningún caso a Costas, que sólo tiene competencia sancionadora en ocupaciones que se hayan llevado a cabo sin ningún título previo que lo autorice. Por lo tanto, al haber estado estas terrazas amparadas por una autorización provisional otorgada por la Junta de Andalucía, corresponde a esta administración todo lo relativo a estas ocupaciones.

Mientras tanto, parece que los empresarios no tienen la intención de desmontar las mesas y sillas ubicadas en esta superficie, aprovechando así la disparidad de criterios entre las administraciones. Esta situación ha provocado un gran malestar entre los empresarios de los bares del Paseo Marítimo, que se ven perjudicados por esta situación. De hecho, uno de los empresarios ya ha presentado sendos escritos en las dos administraciones pidiendo que se aclaren las competencias sobre quién debe hacer cumplir la ley.

«En vez de revocar , la Junta ha permitido una situación que vulnera la licitación en la que obtuvieron dichos chiringuitos. En vez de instar al Ayuntamiento a rescindir el contrato actual y pedir una nueva licitación de los chiringuitos para que todo el que quiera pueda optar a las nuevas condiciones que permite Costas, pues intentan enmascarar el cambio de condiciones con autorizaciones como ésta», afirma Cristóbal León, uno de los empresarios del Paseo.