INTOXICACIÓN

La pésima manipulación e higiene del bar Grimaldi provocó la intoxicación

Sanidad intensificará este fin de semana los controles a los establecimientos hosteleros

La pésima manipulación e higiene del bar Grimaldi provocó la intoxicación

El análisis de las muestras recogidas en el restaurante Casa Grimaldi que fue precintado el pasado domingo de Carnaval y las pruebas realizadas a los pacientes intoxicados por salmonelosis no deja lugar a dudas: El foco del contagio han sido las tortillas de patatas, pero no los huevos. La partida a la que se ha hecho seguimiento no ha dado resultados positivos y se ha podido determinar que la compartieron más de treinta locales en Cádiz y Chiclana sin que ninguno de ellos haya tenido problemas.

La pésima manipulación y conservación del producto es el motivo de este brote masivo que ha afectado a 112 personas en cinco provincias. El delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Manuel Herrera, ha dado este viernes las claves tras conocer los primeros resultados que señalan directamente al establecimiento, alejando las sospechas sobre la materia prima. Según ha explicado en una rueda de prensa, la tortilla estaba «altamente contaminada por su manipulación e higiene». De hecho, los niveles de salmonella encontrados han sido tan elevados que ha llegado a sorprender a los técnicos sanitarios.

Las muestras tomadas en el restaurante se enviarán al laboratorio de bioquímica de Majadahonda (Madrid) para analizarlas a fondo. Pero esas primeras evidencias constatan la primera hipótesis con la que se ha trabajado, ya que «todos los afectados han referido haber consumido tortilla, en bocadillos o en pinchos» en Casa Grimaldi, que aún sigue precintada a la espera que de que se cierre la investigación.

Las pruebas también han revelado que dos de los manipuladores del establecimiento eran portadores de Salmonela Enteritidis, que es la misma cepa bacteriana encontada en las heces de todos los pacientes. El delegado ha precisado que «eran portadores, no estaban contagiados», con lo que una incorrecta elaboración del producto ha terminado por desencadenar ese elevado contagio.

Junto a él ha respondido a las dudas de los periodistas el jefe de Salud Pública, Andrés Rabadán, que ha aclarado cómo es posible que la tortilla tuviera ese nivel de contaminación y no los huevos utilizados. La explicación que es los alimentos de origen animal tienen bacterias y necesitan de una correcta conservación como es el refrigerarlos cuando están crudos y después de cocinarlos. Siguiendo con las evidencias encontradas en el restaurante, es posible que no se hiciera ni lo uno ni lo otro y los platos permanecieran fuera de la nevera todo el tiempo, sometidos a temperaturas de más de 35 grados que se llegan a alcanzar en las cocinas. Ese tiempo «puede ser todo el día o incluso un par de ellos», ha considerado.

También ha mostrado su asombro por ese elevado nivel de contaminación que ha hecho enfermar hasta a grupos completos que habían compartido un bocadillo. Ese es el caso de siete jóvenes de Sevilla, los primeros afectados en la provincia vecina.

Igualmente ha querido rebajar la alarma tras asegurar que «si se mantiene la cadena de frío, como la inmensa mayoría de los locales, y se cocina correctamente no hay ningún riesgo». De la misma forma ha llamado la atención sobre «lo poco usual que es este tipo de contagios, dada la correcta forma de proceder de los hosteleros». «Imagínense cuántos bocadillos de tortilla se han vendido durante este Carnaval. Han debido de ser miles, pero hay 112 intoxicados y todos en el mismo sitio», ha concluido.

Sobre la única víctima mortal asociada a este brote, el delegado de Salud no ha ofrecido nuevos datos a la espera de conocer el resultado de la autopsia. Sí ha insistido el responsable publico en que «al estar el caso judicializado, será el magistrado el que detemine si se envía esa información a la administración andaluza y cómo se ha de tratar». Por el momento, ha pedido respeto a la justicia para terminar de depurar las responsabilidades. Cabe recordar que el empresario de Casa Grimaldi ya ha sido llamado a declarar ante la Policía Nacional en calidad de testigo.

Y en lo que toca al resto de afectados, Salud ha confirmado que el número de casos identificados alcanzó el tope ayer sin que hayan aparecido nuevos. En total suman 112, de los que 75 se han localizado en Cádiz, y el resto entre Sevilla, Jaén, Málaga y Granada. De ellos, aún permanecen 31 ingresados después de que se hayan dado cinco altas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios