Representantes de Autonomía Obrera defendieron la municipalización de los servicios.
Representantes de Autonomía Obrera defendieron la municipalización de los servicios. - ANTONIO VÁZQUEZ
POLÉMICA

El PP no se rinde en su intento de paralizar la municipalización

Además de anunciar medidas legales, pide una Junta General de Cádiz 2000 que podría invalidar el acuerdo adoptado en el Consejo de administración

CÁDIZActualizado:

El Partido Popular no ceja en su empeño de paralizar el proceso de municipalización iniciado por el equipo de Gobierno. A pesar de que la tarde-noche del pasado martes el Consejo de Administración de la empresa Cádiz 2000 -que se encargará de gestionar los servicios de playas- tumbara la propuesta de los populares de paralizar esta medida con el voto en contra de los consejeros de Podemos y Ganar Cádiz en común y la abstención de los representantes del PSOE, el PP no abandona su idea.

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Ignacio Romaní, confirmó este miércoles ante los medios de comunicación que se emprenderán acciones legales al entender que el proceso de recuperación de los servicios por parte del Ayuntamiento se está llevando a cabo de una manera «presuntamente ilícita». Anunció que llevarán este asunto ante el Tribunal de Cuentas.

Por otro lado, señaló que van a pedir de manera «urgente» la convocatoria de la Junta General de la empresa Cádiz 2000, que está compuesta por todos los miembros de la Corporación municipal. Este hecho puede cambiar la situación existiendo incluso la posibilidad de que se invalide el acuerdo adoptado por el Consejo de Administración de la empresa. El motivo:la entrada de los dos concejales de Ciudadanos, que podrían apoyar la propuesta de paralizar el proceso, tal y como plantea el Partido Popular (con 10 concejales). Si el sentido del voto del resto de los partidos no cambia con respecto al Consejo de Administración, el equipo de Gobierno (con 10 concejales) votaría en contra y el PSOE (con 5 concejales) se abstendría, por lo que la municipalización no saldría adelante.

Esta posibilidad es la que barajan los populares a la espera de que Ciudadanos se pronuncie al respecto.

De momento, su portavoz, Juan Manuel Pérez Dorao, calificó el resultado del Consejo de Administración de Cádiz 2000 de «intranquilizador». En su opinión, la municipalización tendría sentido si se buscaran dos objetivos claros. Por un lado, que el servicio cuente con una mejor calidad y, por otro, que el coste sea menor y «no se dan ninguno de los dos supuestos». Agregó que «no se mejoran ni garantizan las mejoras laborales de los trabajadores de las empresas a subrogar».

Pérez Dorao advirtió de la necesidad de que el Ayuntamiento respete los principios de igualdad, mérito y capacidad que marca la Ley y de que exista una orden de transferencia en Intervención para poder garantizar el pago de las nóminas de estos trabajadores.

«La situación es para mojarse»

Según señaló el portavoz de la formación naranja, «el ambiente de intranquilidad existente entre la plantilla de los trabajadores va a terminar afectando a la calidad del servicio, por lo que quizás lo más sensato es que este proceso de paralice». Pérez Dorao aseguró, al igual que Romaní, no entender la postura de abstención del PSOE. «Un asunto así no es para quedarse al margen sino para mojarse».

Mancomunar el servicio

El portavoz de la formación naranja lanzó a su vez como propuesta la posibilidad de mancomunar el servicio en lugar de ser recuperado directamente por el Ayuntamiento gaditano insistiendo en que «ya se ha hecho con el balizamiento y se ha demostrado que es mucho más barato».

Por su parte, el equipo de Gobierno reaccionó ayer de inmediato en cuanto conoció que la Subdelegación ha impugnado el proceso de municipalización. El concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente, aseguró que «estamos ante un brutal golpe antidemocrático que atenta contra la soberanía de los municipios».

De la Fuente afirmó que «el Partido Popular intenta imponer por la fuerza lo que no es capaz de ganar democráticamente, ni a través del debate ni a través de las urnas. El martes se quedaron solos en su intentona frustrada de paralizar el proceso de municipalización, y ahora han dado la orden a sus compañeros de partido en la Subdelegación de Gobierno». A juicio del concejal «el PP intenta reiteradamente que las decisiones que tienen que ver con Cádiz se decidan fuera de la ciudad».

El edil de Medio Ambiente calificó de «vergonzoso» observar cómo el PP «utiliza las instituciones para su beneficio partidista, como si fueran de su propiedad. No solo defienden la privatización de servicios, sino que hacen un uso privativo de las instituciones». Lamentó enterarse de este tipo de acciones por la prensa y «no a través de una notificación oficial, algo que es absolutamente intolerable».

El Gobierno local defendió que existe un informe del Secretario Municipal y otro de Intervención que desmontan contundentemente las bases del recurso impuesto por la subdelegación. «El PP no solo ataca a este equipo de gobierno, sino que también se enfrenta contra los propios técnicos municipales, y en última instancia con los trabajadores y las trabajadoras de los servicios», hecho que califican de «repugnante».