Playas de Cádiz

Las playas de Cádiz van recuperando la normalidad tras el fuerte oleaje

La mayoría de los municipios mantienen las banderas amarillas como precaución tras las intensas jornadas del domingo y lunes

Las playas de Cádiz van recuperando la normalidad tras el fuerte oleaje

Más de 300 actuaciones en toda la provincia de Cádiz es el balance que ha dejado las dos jornadas de resaca que han sufrido las aguas que bañan todo el litoral gaditano y que ha obligado a activar la alerta máxima entre los bañistas.

Aunque las playas van recuperando poco a poco la normalidad, la mayoría de los municipios ha optado por mantener las banderas amarillas en casi todas las playas como precaución, ya que en casi todo el litoral, el oleaje es escaso desde primera hora de la mañana y las corrientes han comenzado a moderarse. No obstante, desde Protección Civil se ha recomendado mantener los avisos hasta observar cómo evolucionan las mareas.

La situación de hoy ha comenzado a mejorar y nada tiene que ver con el intenso mar de fondo que provocó centenares de actuaciones por parte de los servicios de salvamento y socorrismo de las diferentes playas gaditanas desde el pasado domingo. Entre las zonas más afectadas por este fenómeno, están las playas de El Puerto de Santa María, donde las intervenciones han superado los dos centenares. En Cádiz capital, han sido más de una treintena de intervenciones las que se han realizado, a la espera del informe de Protección Civil. Asimismo, localidades como Chiclana, han hecho frente a situaciones de peligro máximo, al haber atendido a más de una treintena de bañistas, algunos incluso con traslados a los centros hospitalarios de la zona.

En El Palmar, las intervenciones entre el domingo y el lunes han rozado el medio centenar, mientras que en Conil, se han quedado en una treintena. Ni siquiera el izado de la bandera roja ayer en numerosas playas de la provincia evitó las actuaciones de rescate por parte de los socorristas, ya que son muchos los bañistas que desafiaron al mar tirándose al agua a pesar de haberse prohibido el baño.

De hecho, ya hay algunos ayuntamientos que están planteando la posibilidad de sancionar a aquellos bañistas que no respetan los avisos, ya que los socorristas se ven obligados a salir en situaciones que podrían haberse evitado si los usuarios hacen caso a las recomendaciones. En Vejer, por ejemplo, ya se están planteando la posiblidad de incluir en la Ordenanza de Playas un punto que haga referencia a este asunto.

Ayer, en Cádiz, los socorristas también manifestaron su enfado por la actitud de muchos usuarios, ya que fueron muchas las personas que se bañaron tanto en la playa de Cortadura como en la de Santa María del Mar cuando aún ondeaba la bandera roja que prohíbe el baño.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios