POLÍTICA

Nuevas voces en Cádiz en favor de Sánchez meten presión a la dirección provincial

El histórico Emilio Aragón, miembro de la ejecutiva, muestra su rechazo a la actuación de los críticos y se suma a los apoyos de Cantero y Rafael Román

Nuevas voces en Cádiz en favor de Sánchez meten presión a la dirección provincial

La imagen de unidad y discreción que ha exportado esta semana la dirección del PSOEgaditano ante la crisis de liderazgo que sufre el partido a escala nacional puede saltar por los aires el próximo lunes durante la reunión que celebrará su ejecutiva provincial en la sede de SanAntonio. Todo apunta a que algunos de sus 52 miembros podrían mostrar abiertamente y sin tapujos su desacuerdo con la línea de actuación llevada a cabo por el sector crítico para derrocar al secretario general, Pedro Sánchez.

La cúpula del PSOE de Cádiz, aunque no se ha pronunciado sobre la guerra abierta en el seno de la organización, sí que ha cerrado filas entorno a la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE Andaluz, Susana Díaz. No hay que olvidar que la presidenta andaluza y su equipo han sido clave en el proceso de acoso y derribo que sufre Pedro Sánchez y que ha llevado a la desintegración de la ejecutiva nacional. Sin embargo, las voces que se oponen en Cádiz a la maniobra orquestada por los críticos empiezan a emerger conforme pasan los días. El primero que mostró su apoyo al líder del PSOE, Pedro Sánchez, fue el concejal del Ayuntamiento de Cádiz Juan Cantero, responsable de los asuntos económicos del grupo municipal, y lo hizo, precisamente, en pleno fragor de la batalla. Cantero es partidario de tratar la disparidad de opiniones en los órganos del partido y evitar con ello una pelea mediática como la que finalmente se ha desencadenado en Ferraz. Con esta opinión Cantero optó por abandonar el neutralismo del que hacen gala otros socialistas de la provincia y decantarse en favor de Pedro Sánchez.

Algunos miembros de la ejecutiva provincial expresarán el próximo lunes su desacuerdo

Cantero explicó que tomó esta decisión «porque modestamente, gracias al cargo representativo que actualmente desempeño, contribuyo a cuestionar la falsa imagen que los socialistas andaluces a través de su organización regional ofrecen de unidad en ese intento de asalto al secretario general».

Sin embargo, no es el único. El segundo en mostrar sus discrepancias con la línea seguida por los críticos ha sido el histórico socialista gaditano Rafael Román que, en su cuenta de Twitter, apoyó a Pedro Sánchez y dijo que era «penoso» que algunos militantes trataran de tomar el poder y la dirección del partido por la puerta de atrás.

Una nueva voz se ha alzado en Cádiz en favor de Pedro Sánchez. Se trata de otro histórico del socialismo gaditano y miembro de su ejecutiva provincial. Se trata en este caso de Emilio Aragón, que ocupa la secretaría de Turismo en este órgano de dirección del partido en la provincia. Aragón tiene previsto el próximo lunes abrir el debate durante la reunión de la ejecutiva provincial y expresar «cara a cara» su opinión sobre lo que considera un «asalto al poder». Aclara que no se trata de estar con un bando o con otro «sino de respetar los estatutos y el reglamento para debatir los problemas internos». En este sentido considera que no se han respetado las reglas del juego por parte de los críticos.

La crisis de liderazgo que vive elPSOE no es nueva. La dimisión de Alfredo Pérez Rubalcaba en 2014 tras los malos resultados de las europeas de aquel año abrió un proceso interno en el PSOE para elegir nuevo secretario general. Fue entonces cuando Pedro Sánchez midió sus fuerzas en unas primarias en julio de ese año con Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. En las elecciones celebradas el 13 de julio, Sánchez obtuvo un 49 % de los votos, frente a un 36 % de Madina y un 15 % de Pérez Tapias, proclamándose ganador. Se convirtió oficialmente en el sucesor de Rubalcaba en el partido una vez que el Congreso Extraordinario del PSOE de los días 26 y 27 de julio de 2014 ratificó los resultados y ocupó por primera vez el puesto no oficial de líder de la oposición en la sesión del 10 de septiembre de 2014 del Congreso de los Diputados.

«El partido tiene unos estatutos para resolver problemas internos que se han vulnerado»

Aragón sostiene que Pedro Sánchez ha sido elegido democráticamente por los militantes del partido y la estrategia urdida, sobre todo, desde Sevilla, para que 17 miembros de la ejecutiva nacional presentaran su dimisión y dejaran descabezado el máximo órgano gestor del partido «no es de recibo». El anuncio que hizo Sánchez el pasado lunes de convocar un Comité Federal para hoy sábado y abrir el proceso de primarias y de congreso para la elección de secretario general rompió las costuras del partido y obligó a los críticos, con Susana Díaz al frente, a maniobrar para frustrar los planes de Sánchez y delegar la dirección en una comisión gestora. El expresidente Felipe González, icono del socialismo en España, contribuyó a echar gasolina al fuego al declarar que se sentía engañado por Sánchez que, según sus palabras, le confirmó que se abstendría en segunda vuelta a la investidura de Rajoy.

Emilio Aragón señala que no se han seguido los cauces que marcan los estatutos del partido para resolver un problema interno. En su opinión, un sector decidió poner punto y final como si se tratara de «un golpe de estado». En ese sentido, asegura que la mayoría de la militancia está a favor de la legalidad y de que se cumplan las normas estatutarias y que sea Sánchez quien lleve al parido hacia un congreso extraordinario.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios