COFRADÍAS

Lágrimas de alegría para un aniversario muy especial

La hermandad de Columna celebra el 250 aniversario de su Virgen con una emotiva salida extraordinaria desde la Catedral

Lágrimas de alegría para un aniversario muy especial

La Virgen de Lágrimas lució este sábado por las calles de Cádiz para celebrar el 250 aniversario de su bendición y puesta al culto. La imagen se reecontró con los gaditanos en lo que supuso el momento más importante y especial desde que comenzó este intenso año para archicofradía de Columna.

Numerosos devotos quisieron aprovehar la jornada de ayer para contemplar la excepcional situación que supuso esta salida extraordinaria de la primera Dolorosa que procesionó en Cádiz bajo palio.

Tras la misa Pontifical presidida por el obispo Rafael Zornoza y celebrada en el primer templo de la ciudad, se formó el cortejo que precedía a la imagen. Acompañaron a la Virgen unas doscientas personas entre los hermanos de la cofradía y otros hermanos de la provincia que comparten la misma advocación. También se contó con una representación del Nazareno, Ecce-Homo y Humildad y Paciencia.

Sobre la hora prevista el paso se dirigió hacia la puerta de Arquitecto Acero para iniciar la marcha. En la plaza de la Catedral la expectación había aumentado conforme avanzaba la tarde. El bonito palio morado inició su caminar por las calles de Cádiz bajo los sones de la marcha María Santísima de las Lágrimas de Pulido. Posteriormente, la banda de música ‘Filarmónica Ciudad de Conil’ interpretó Lágrimas de Cubiles.

La Dolorosa lució espléndida en su efeméride con distintas donaciones de varios hermanos. Llevaba el tocado de chantillí del siglo XIX, un pañuelo de Bruselas del siglo XIX, enaguas, collar de perlas cultivadas y cruz pectoral de nácar y plata sobredorada del siglo XVIII. Además portó un broche conmemorativo del aniversario y un manto bordado de cultos internos. Para su regreso a San Antonio llevó su corona y no la diadema de su bendición.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios