SUCESO

El frío se cobra la vida de una persona sin hogar en la Caleta

La asociación 'Calor en la noche' lamenta la muerte de Soraya tras una gélida noche

Actualizado:

El frío se ha cobrado esta madrugada la vida de una persona sin hogar en la playa de la Caleta. Soraya, de 41 años y gaditana, ha amanecido muerta esta mañana en los bajos del Balneario de la Palma (actual Centro de Arqueología Subacuática), donde pernoctaba de vez en cuando. Aunque llevaba «muchos años» en la calle, desde hacía tiempo dormía con regularidad en el albergue municipal, donde tenía asignada una cama, según ha informado el presidente de la asociación 'Calor en la noche', Manuel Meni.

«La mayoría de días dormía en el albergue, pero no siempre», explica Meni, quien la conocía desde hacía años y la define como «una persona muy atenta». Según narra, «un amigo de la calle vio esta mañana que Soraya no despertaba, se asustó y avisó a la policía».

En el recuerdo de los miembros de Calor en la noche quedan los desayunos . «Estuvo el pasado viernes en los desayunos de Calor en la noche y recuerdo que le dimos unos tenis». «Venía a menudo y por eso teníamos bastante relación con ella aunque estuvo varios años fuera de Cádiz».

La muerte de Soraya es la primera de una persona sin hogar en la ciudad de Cádiz desde que comenzó 2018 si bien hace unos días moría otro sin techo en El Puerto de Santa María.

Según denuncia Manuel Meni, «es una situación que cada año va a peor» y apunta «a los que tienen responsabilidad por estar en un partido político o en una institución oficial» para que tomen cartas en el asunto «y acaben con el desamparo que sufren estas personas».

A pesar de que el Ayuntamiento de Cádiz lleva a cabo la campaña del frío y reparten mantas entre las personas que pernoctan en la calle, la asociación considera que «ese tipo de mantas no son suficientes para la temperatura que está haciendo desde hace unos días y por ello va a salir este jueves, a partir de las 20.15 horas, a distribuir mantas de cama -no de sofá- para que todo el mundo que duerme en la calle tenga con qué taparse».

Además de atención en la calle, la entidad ofrece desayunos todos los días a personas sin hogar. Durante la última semana han acudido a desayunar entre 70 y 90 personas. Son los que no importan a los demás «pero a nosotros sí».