Uno de los guardiamarinas hace entrega al alcade de un presente en nombre del buque escuela, ante la mirada de su comandante. - FRANCIS JIMÉNEZ
BUQUE ESCUELA

«Cuando la distancia os duela recordad el abrazo que Cádiz os guarda»

El alcalde ha recibido a los militares del Juan Sebastián de Elcano antes de que el buque escuela comience su 90 crucero de instrucción

CádizActualizado:

Sentados en el Salón de Plenos del Consistorio gaditano los 61 guardiamarinas de tercer curso de la Escuela Naval Militar esperaban al comandante del buque escuela en el que habían embarcado horas antes y al alcalde de la ciudad que les verá partir hacia Suramérica. «¿Viene algún amigo tuyo a despedirte?». «Sí, además mañana llegan mis padres y mi hermano». Los jóvenes (48 de la 420ª promoción del Cuerpo General y 13 de la 150ª de Infantería de Marina y entre los que solo hay una mujer) intercambiaban inquietudes durante el tiempo de espera.

A las 13.45 horas de la tarde de este jueves, el capitán de navío Ignacio Paz y el regidor de Cádiz, José María González, entraban en la sala, tras departir en privado, para llevar a cabo el primero de los actos oficiales de la despedida del Juan Sebastián de Elcano hacia su 90 crucero de instrucción, del que partirá el próximo domingo 11 de febrero a las 12.00 horas desde el Muelle Ciudad.

La misión más importante

«Elcano forma parte de esta ciudad y es su orgullo», ha señalado el alcalde, que ha destacado la especial relación del buque escuela y Cádiz deste que en 1927 fuese botado aquí. «Lo hemos visto crecer, superar achaques, cruzar el mundo, atravesar aventuras y siempre ha regresado para contar lo que ha visto, con la naturalidad del gaditano que vuelve a su casa», ha dicho José María González, al tiempo que ha subrayado lo especial de la travesía que va a iniciar el buque, porque este será su 90 crucero de instrucción y porque, además, el Elcano intentará cruzar por primera vez el cabo de Hornos, el punto más meridional de América. «Si los vientos os acompañan, porque como hemos compartido el comandante y yo, la misión más importante que tiene el Juan Sebastián de Elcano es traeros de vuelta sanos y salvos», les ha dicho el regidor a los guardiamarinas. De ellos ha destacado sus valores, como el compañerismo, la solidaridad, la amistad, el esfuerzo y la valentía.

Entre los guardiamarinas solo hay una mujer.
Entre los guardiamarinas solo hay una mujer.-F.J.

«Cuando la nostalgia os duela, y os dolerá, recordad el cariño y el abrazo que Cádiz os guarda para cuando regreséis. Y esa misma madrugada, nosotros aquí estaremos deseando que la tranquilidad reine en la cubierta del barco más querido», les ha aconsejado. Además, ha instado a los guardiamarinas a abrir la mente, empaparse de los paisajes de los diferentes países disfrutar del viaje y la experiencia, que les servirá «para aprender y convertiros y convertirnos en mejores personas».

Las virtudes del pueblo español

Por su parte, el comandante del buque escuela también ha incidido en la especial relación del barco y la ciudad. «Como es tradicional le presento a los guardiamarinas que realizarán el 90 crucero de instrucción», le ha dicho el capitán de navío Paz al alcalde, «ellos son la verdadera razón de ser del Juan Sebastián de Elcano y los protagonistas de nuestro quehacer diario». «Por ello, todos los hombres y mujeres de mi dotación pondremos todo lo mejor de nosotros para llevar a cabo la misión que tenemos enconmendada, contribuir a la formación integral de los guardiamarinas», ha subrayado.

Durante los próximos seis meses, estos jóvenes, futuros oficiales de la Armada Española, asumirán por primera vez la responsabilidad de tomar decisiones en situaciones difíciles y aprenderán a conocer la mar y «sobre todo convivirán, fomentarán el espíritu de equipo y el compañerismo», ha afirmado el comandante. Que, además, ha realizado especial hincapié en la otra misión del Elcano, «tratar de ser buenos embajadores de España. Pasearemos por el mundo nuestra bandera y daremos a conocer en el mundo las virtudes del pueblo español, de las que estamos sumamente orgullosos». Una oportunidad, ha afirmado el capitán de navío Paz, «maravillosa» de exportar España y conocer y aprender de otras culturas.

Los guardiamarinas en un momento de la recepción.
Los guardiamarinas en un momento de la recepción.-F.J.

«Del mismo modo y con la misma ilusión trataremos de ser embajadores de Cádiz, esta ciudad milenaria y marinera, moderna y abierta al mundo y siempre cultural, diversa, hospitalaria y alegre», ha señalado. Ciudad a la que animará a recalar, ha dicho, al resto de los buques con los que participará en la regata ‘Velas Latinoamérica 2018’ y con los que el Elcano realizará buena parte de la vuelta a Suramérica que tiene por delante.

El domingo, el Juan Sebastián de Elcano partirá hacia Funchal, la primera parada de su 90 crucero de instrucción. Un viaje en el que recorrerá 17.000 millas náuticas (más de 27.000 kilómetros) a una velocidad media de 5 nudos (casi 10 kilómetros por hora). El 75% de los seis meses de duración del mismo lo pasará en la mar y el 25% en los 11 puertos en los que hará escala.

Regresará directamente a Cádiz desde Estados Unidos, sin parar primero en Marín, como suele hacer, y lo hará el 11 de agosto. «Alcalde, espero verle de nuevo en esa fecha», le ha dicho el capitán de navío Ignacio Paz a José María González, «y poder informarle de que gracias al trabajo de la dotación y de los guardiamarinas y con el doble amparo de la Virgen del Carmen y de La Galeona todos los hombres y mujeres del Juan Sebastián de Elcano han regresados sanos y salvos».