Javier Moreno, general manager de Carbures.
Javier Moreno, general manager de Carbures.
EMPRESA

«Carbures lleva implícita la marca Cádiz en todos sus proyectos»

Javier Moreno, General Manager de Carbures Aerospace & Defense, muestra los retos de la compañía y sus actuales líneas de trabajo

CÁDIZActualizado:

Es una empresa gaditana y universal. Carbures, nacida al amparo de la Universidad de Cádiz, ha llevado sus soluciones de fibra de carbono por todo el mundo y hoy en día destaca como una de las empresas de innovación en ingeniería más punteras. Su ‘general manager’, Javier Moreno, analiza la situación de la empresa y señala sus principales retos en los próximos años.

–¿Cómo ha conseguido una empresa tan joven situarse entre las más punteras de España?

–Carbures es una compañía que nace de la Universidad, del conocimiento. Nosotros somos ingenieros y decidimos aplicar nuestro conocimiento a la compañía. Hoy Carbures tiene un posicionamiento global con plantas de producción y oficinas de ingeniería y comerciales en siete países. La clave está en gestión de tecnología y del conocimiento, y una vocación internacional desde el principio. Además, Carbures navega a favor de corriente, con una sociedad y una legislación que, cada vez con más fuerza, demandan vehículos menos contaminantes y ciudades más limpias. La industria aeronáutica como la de automoción demandan cada vez más elementos en materiales compuestos, como la fibra de carbono, que hacen que los vehículos sean más ligeros y, por tanto, más rápidos y menos contaminantes.

–El ciudadano medio, al oír hablar de fibra de carbono no sabe muchas veces cuál es su aplicación práctica, ¿en qué productos se ve reflejado el trabajo y la innovación de Carbures?

–Nosotros somos especialistas en el diseño y fabricación de estructuras en materiales compuestos. La fibra de carbono se ha popularizado por sus propiedades. Es más ligera que los metales y, además, es más resistente. Fabricamos piezas para todos los modelos de la familia Airbus. En automoción, igualmente, trabajamos para proveedores y fabricantes internacionales y somos pioneros en la transformación de los vehículos desde los metales a la fibra de carbono. Otra ventaja de la fibra de carbono es que necesita menos mantenimiento cuando es usada en estructuras de obra civil. Una muestra de ello son los pilares verticales (‘Duques de Alba’) que fabricamos para Acciona y que han sido usados en la ampliación del puerto marítimo de Puerto del Rosario (Fuerteventura). Esta es una obra única en el mundo, y supuso un gran reto tecnológico.

–¿Qué peso tiene la provincia de Cádiz tanto en su organización como en su plantilla?

–En la provincia de Cádiz está el origen de Carbures. Como ya hemos dicho, esta compañía nace de un grupo de trabajo de la facultad de químicas de la UCA que resolvió un problema de fabricación de piezas para la antigua CASA (actualmente Airbus). Nuestro presidente ejecutivo, Rafael Contreras, siempre pelea por traer a Cádiz empleo, fábricas, tecnología… en definitiva para devolver a su tierra lo que le ha dado. Así, la compañía mantiene su primera fábrica en Tecnobahía, en El Puerto, donde además tenemos un centro de I+D+I, algo intrínseco en el ADN de Carbures. Allí también tenemos parte de nuestras oficinas corporativas. Asimismo, Jerez representa una localización imprescindible para nosotros con la fábrica Carbures Airport, que es de momento la más nueva que tenemos y la que mejor sigue la filosofía lean manufacturing, respondiendo a los procesos lineales de producción y haciéndonos más eficientes. Carbures cuenta a día de hoy con 173 empleados en la provincia de Cádiz. Además, tenemos 42 empleados contratados por Carbures Defense (Sevilla), cuyo centro de trabajo está en Cádiz en instalaciones del cliente, en El Puerto de Santa María y en Puerto Real.

«Carbures busca traer a Cádiz empleo, fábricas, innovación... devolver a la tierra lo que ésta le ha dado»

–¿Cuáles son los retos que afronta Carbures en los próximos años?

–Carbures es sinónimo de revolución industrial, de vanguardia tecnológica. Cuando Carbures comenzó a trabajar los aviones sólo llevaban un 5% de piezas estructurales en materiales compuestos. Hoy hay aviones que tienen más del 60%. Por otra parte, con los motores ya muy exprimidos y una legislación de reducción de emisiones cada vez más restrictiva, los fabricantes necesitan incorporar piezas en fibra de carbono, aligerar el peso del coche para ganar en eficiencia. El uso de materiales compuestos se va a democratizar y se aplicará a todo tipo de vehículo. Y eso nos va a dar un impulso muy importante como compañía. Por último, buscamos un mayor fortalecimiento en obra civil gracias a la rebaja del peso y superior resistencia y dureza de los composites frente al metal, se une a su característica anticorrosiva.

–Carbures también destaca por sus exportaciones, ¿generan confianza la marca España y la marca Cádiz?

–Carbures fábrica por todo el mundo para clientes de diferentes procedencias. Carbures lleva implícitas la marca España y la marca Cádiz, cuyos productos son usados en todo el mundo por los principales Tier 1 y fabricantes en aeronáutica, automoción y obra civil. La profesionalidad de nuestro equipo humano, que proviene en gran parte de Cádiz y de Andalucía, es reconocida por las grandes firmas industriales en todo el mundo.

– Algo que sorprende es la relación de Carbures con la fabricación del Hyperloop, ¿podría dar más detalles?

– En Jerez, Carbures está trabajando, junto a la estadounidense Hyperloop Transportation Techonologies (HTT), en la fase de ingeniería e industrialización de las cápsulas de Hyperloop, un tren que revolucionará los métodos de transporte actuales y que llevará pasajeros a una velocidad aproximada de 1.200 kilómetros por hora. Es como un avión que vuela a pocos metros del suelo, dentro de un tubo al vacío. Este es un nuevo reto tecnológico al que nos enfrentamos y que estamos resolviendo gracias a nuestro saber hacer. Son ya 18 los años de experiencia de Carbures en ingeniería, fabricación y sistemas.