El Simpecado de Cádiz, en la carreta que ha recorrido algunas calles de la ciudad.
ROCÍO 2018

Camino del Rocío sin pasar por San Juan de Dios

Tras el rosario y la misa de romeros, la hermandad de Cádiz ha visitado a la Patrona y ya se dirige a Bajo de Guía

CÁDIZActualizado:

Mañana de ritos y tradiciones en Cádiz a pesar de que no todos se han cumplido. Es el día en que la hermandad del Rocío de la capital inicia su camino para el encuentro con la Virgen del Rocío. Este martes los romeros madrugaron para afrontar una de las jornadas más bonitas como miembros de la corporación del Rocío. En San José todo estaba preparado para el comienzo de este peregrinar. Primero fue el rezo del Rosario y posteriormente la misa de romeros. Numerosos fieles y hermanos se dieron cita en el templo de la Avenida y siguieron con emoción estos primeros instantes.

En la calle aguardaban las mulas y la carreta que lucía exornada con preciosas flores rojas de distintas variedades. Destacaba en ella también la reproducción de la imagen de la Virgen del Rosario en plata que se estrenó en 2017. La novedad en esta ocasión venía con las coronillas de las tulipas de los candelabros que se han podido completar gracias a las donaciones de los hermanos. Finalizada la Eucaristía la atención se centró justo en el exterior de la iglesia. Sonaban las campanas y se escuchaban los primeros aplausos y palmas de alegría.

Pasaban pocos minutos de las nueve de la mañana cuando comenzó a andar la carreta con el Simpecado rumbo a una cita habitual que es el encuentro con la patrona de Cádiz, la Virgen del Rosario. Los hermanos escoltaban el Simpecado. El hermano mayor del Rocío de Cádiz, Manuel García Perales iba junto al párroco de San José, Alfonso Gutiérrez Estudillo. También les acompañaba Sebastián Garrido de la hermandad del Perdón. Para el director espiritual de la hermandad y párroco de San José, Alfonso Gutiérrez, es la primera vez que acompaña a la corporación. «Lo he vivido en San Fernando y bueno aquí en Cádiz igual no hay demasiada tradición rociera pero sí que hay muchos hermanos y en los cultos siempre está muy arropada la hermandad». El sacerdote acompaña hasta Bajo de Guía a la hermandad y este viernes tiene previsto de nuevo estar con ellos ya hasta la celebración de Pentecontés. «Sin duda serán momentos muy intensos el de la presentación a la Virgen el sábado y por supuesto el lunes. Cada uno está allí con sus intenciones, esperanzas y anhelos y es muy especial».

Sonaron de nuevo campanas ante la iglesia del Pilar del colegio de San Felipe y el cortejo siguió entre cantes y alegría su recorrido hasta cruzar las Puertas de Tierra y bajar por el barrio de Santa María hasta llegar a Santo Domingo donde el Simpecado fue recibido por una lluvia de pétalos. En la sede de la Patrona el dominico Pascual Saturio esperaba la llegada de los hermanos rocieros. Como es tradicional se cumplía de esta forma con otro de los ritos de esta jornada. La Virgen del Rosario estaba en el altar mayor del templo pero acompañada de forma excepcional por las imágenes de los apóstoles de Sagrada Cena de Luis González Rey. El guardián del convento y responsable de la Archicofradía del Rosario dedicó unas palabras a los fieles y devotos y uno de los pequeños de la corporación presentó un cirio para que lo portaran ante la Virgen del Rocío. También llevan los rocieros otro cirio con el escudo del Nazareno de Santa María, hermandad que se ha querido unir de esta forma a la romería. El emotivo encuentro en Santo Domingo terminó con la salve rociera que la hermandad del Rocío cantó a su Patrona.

Sin visita al Ayuntamiento

Tras las despedidas, en el exterior de Santo Domingo se congregaron de nuevo los hermanos, más de un centenar, dispuestos a proseguir el recorrido. Este año sin embargo ha faltado uno de los ritos con el que cumplen todas las hermandades de las distintas localidades, el del Ayuntamiento. En esta ocasión y como ya anunciara previamente el hermano mayor del Rocío, no se ha pasado por delante del Consistorio y se ha roto con esa costumbre ya que por parte del equipo de Gobierno no habría ofrenda floral ni recepción al Simpecado tal y como ya sucediera en 2017 cuando ningún representante del equipo de Gobierno recibió a los romeros.

Desde Santo Domingo el cortejo se ha dirigido hacia el colegio de Salesianos para el rezo del Ángelus y posteriormente han seguido por Ejército de África y Pintor Zuloaga para alcanzar de nuevo la Avenida y esperar el permiso para cruzar el puente Carranza. Los romeros van a almorzar en el Río San Pedro y tras recuperar fuerzas avanzarán hacia Bajo de Guía. El embarque está previsto a las 19.00 horas. La de Cádiz será la última hermandad de la provincia en cruzar el río. Antes lo hacen La Línea, Chiclana, San Fernando, Chipiona, Arcos, Rota y Puerto Real.