El expresidente de ARCA, Alberto Matilla, en el local
El expresidente de ARCA, Alberto Matilla, en el local

ARCA: «Podemos nos lanza a la calle por perder en los Tribunales»

La asociación habla de «persecución» por parte del equipo de Gobierno contra «una asociación indefensa y llena de problemas sociales»

CádizActualizado:

La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Cádiz, ARCA, ha acusado al equipo de Gobierno municipal de «persecución» contra esta entidad «como consecuencia de haber perdido ante los Tribunales la denuncia que le hicieron a nuestro expresidente, Alberto Matilla». En el día de ayer, el equipo de Gobierno les notificó por escrito «que nos lanzan a la calle, lo que muestra la forma solidaria y antisocial que el alcalde de la ciudad, José María González Santos, y su equipo de Gobierno practican contra las asociaciones sin fin de lucro».

En el escrito, el Gobierno local les comunica que tras el vencimiento del convenio de colaboración y de cesión de las instalaciones en el centro La Laguna, con un local de 190 metros cuadrados, firmado en el año 2011, deben dejarlo libre en las mismas condiciones que fue entregado en un plazo de 15 días, «tal y como marca el artículo 19 de la Ordenanza reguladora de la cesión temporal de los locales municipales del Ayuntamiento de Cádiz». En el escrito, firmado por el director técnico de la delegación de Asuntos Sociales el pasado 4 de octubre, se añade además que en este plazo se procederá a la entrega de llaves en dicha delegación situada en la calle zaragoza de la capital.

En opinión de ARCA, «los que antes de llegar al gobierno se rasgaban las vestiduras y se ponían en la puerta de quienes eran desahuciados enfrentándose a la Policía, en un claro teatro de cinismo, hoy lanzan a la calle a gente que se rehabilitan de una lacra y enfermedad como es el alcoholismo y sin miramiento alguno». Añade que «no solamente dejan de abonar con artilugios aparentemente legales las subvenciones, sino que nos proporcionan un desalojo del local social que mantenemos».

Desde esta asociación aseguran que «esperamos que los distintos grupos políticos del Ayuntamiento sepan comprender nuestra situación y se enfrenten a esta cacicada inhumana, pues querer lanzarnos a la calle por haber perdido judicialmente su táctica para involucrarnos en una falsificación de nóminas, es algo que no tiene precedente en ese Ayuntamiento, por lo que la delegada de Asuntos Sociales, Ana Fernández, debería tener otros valores sociales de los que carece». Afirman que «estamos dispuestos a llevar esto hasta las últimas consecuencias para que sepamos en Cádiz cuál es la verdadera cara de Podemos, esperando que todos los gaditanos se solidaricen con nuestra asociación, en la que hoy venimos haciendo una labor que ninguna otra hace, como es rehabilitar al alcohólico».

Por su parte, desde el equipo de Gobierno confirman que el convenio estaba vencido desde el año 2015 y que actualmente se encontraban «en precario». En reuniones mantenidas con la responsable de Asuntos Sociales durante este verano se les comunicó que se necesitaba este local, que pertenece a la propia delegación, para la reorganización que se ha puesto en marcha por parte del equipo de Gobierno de las dependencias muncipales. Aseguran asimismo que se les ha ofrecido otras alternativas de espacio.